Archivo

Posts Tagged ‘yoani sanchez’

La orden en Maiquetía es detener a Yoani Sánchez

5 marzo 2013 Los comentarios están cerrados

La Patilla/Cubanitoweb

Yoani Sánchez es una ama de casa cubana que inauguró una nueva manera de hacer política en Cuba: Desde un blog estableció una ventana sobre la cotidianidad del cubano común. En enero pasado la bloguera obtuvo su pasaporte y permiso de salida de Cuba tras cinco años de negativas. Inició así un periplo de 80 días que la llevará a una decena de países de América y Europa. Actualmente se encuentra en Praga, luego de estar en Brasil. También planea visitar México, EEUU, Alemania, Suiza, Suecia, Italia, España, Perú y quizás Argentina. Pero acá en Venezuela no le creyeron y la esperan con otros planes. Es muy claro el mandato escrito en el post it del funcionario de la aduana aérea de Maiquetía: Yoanni Sánchez, cubana “detener”. ¿Por qué la detendrían? Para dar un mensaje al mundo, que en tiempos de usurpación el miedo es la divisa.

P.D. La foto la tomó un viajero que nos la envió en condición de anonimato.

Anuncios

De cazadores a cazados

13 noviembre 2009 2 comentarios

Generación Y/Cubanitoweb

Como decía el apóstol “Es la hora de los hornos y no se ha de ver más que la Luz” , el miedo que durante tanto tiempo han sembrado bajo la piel, por medio de un comtrol total de la vida de los ciudadanos, va poco a poco cediendo,ahora el miedo pasa a los acosadores, a los abusadores, a los fascistas. Cada vez más la sociedad señala sin miedo a estos seres que, a fuerza de tratar de mimetizarse, vigilan y espían a sus conciudadanos sin el más mínimo de pudor, son los chivatos, los segurosos, esa pléyade de asquerosos seres que tanto daño han hecho y hacen en las sociedades comunistas. Ejemplo de eso está en la famosa KGB soviética, la Stasi de la RDA, el G2 cubano y más cerca la Disip venezolana, convertida en nido de ratas y seres mal vivientes a los que se les teme más por ser malandros uniformados.. Es la hora Cuba, al perder el miedo las sociedades, los sátrapas y los apapipios (como eran llamados estos espías de poca monta en la época de Gerardo Machado), huyen, se esconden, se esfuman. El guapo del barrio solo lo es hasta que llega el alfeñique y lo entrompa de frente, sin miedo, a partir de allí no es más que un reptil en retirada. Pero cuando la que entrompa es una mujer, con ovarios superiores, la retirada es más patética, como suele ser en una sociedad machista como la cubana. Este artículo de Yoanis Sánchez, desenmascara algunos de esos seres lastimosos, le da rostro, nosotros se lo reproducimos para ustedes.

SERES DE LA SOMBRA

Después de lo ocurrido el pasado viernes, he decidido sacar a la luz
una serie de fotos de personas que me vigilan y acosan.

Yoani "acosando a sus acosadores"Mi relación con el cine siempre fue desde las butacas, en la penumbra de una sala donde se escuchaba el sonido de un viejo proyector. Se mantuvo así hasta que comencé a vivir mi propia película, una especie de thriller de perseguidores y perseguidos, donde me toca a mí escapar y esconderme. El motivo de tan repentino cambio de espectador a protagonista ha sido este blog, ubicado en ese amplio espacio -tan poco abordado por el celuloide- que es Internet. Me desperté hace dos años con ganas de escribir el verdadero guión de mis días y no la comedia rosa que mostraban los periódicos oficiales. Pasé entonces de ver las películas a habitarlas.

Tengo mis dudas si algún día veré bajar el telón y podré salir viva del cine. El largo filme que vivimos desde hace varias décadas en Cuba no parece cercano al momento de mostrar los créditos y apagar la pantalla. Sin embargo, los espectadores ya no están tan interesados en la cinta interminable que le muestran los proyeccionistas autorizados. Más bien parecen cautivados por la visión de quienes toman un blog o una página en blanco y graban en ellos las preguntas, frustraciones o alegrías de los ciudadanos.

Creyéndome Kubrick o Tarantino, he comenzado a dejar testimonio de esas criaturas que nos vigilan y acosan. Seres de las sombras, que como vampiros se alimentan de nuestra alegría humana, nos inoculan el temor a través del golpe, la amenaza, el chantaje. Individuos entrenados en la coacción, que no pudieron prever su conversión en cazadores cazados, en rostros atrapados por la cámara, el teléfono móvil o la retina curiosa de un ciudadano. Acostumbrados a acopiar pruebas para ese expediente que todos tenemos en alguna gaveta, en alguna oficina, ahora les sorprende que nosotros hagamos el inventario de sus gestos, de sus ojos, la meticulosa relación de sus atropellos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Categorías:Temas sobre Cuba Etiquetas: , , , ,

Prefiero víctima que verdugo

10 noviembre 2009 4 comentarios

Octavo Cerco/Cubanitoweb

La Bloguera Claudia Cadelo de Octavo Cerco que fue agredida también en violento ataque de las hordas fascistas paramilitares cubanas hace unas reflexiones del mismo en estos excelentes posts, es cierto, aunque agredan no tienen la razón, son solo peleles de un régimen oprobioso que da sus últimas bocanadas, igualito que aquel 9 de Noviembre de 1989 en Berlín oriental cuando se cayó el muro hace 20 años ya, y que este fascista gobierno se niega a recordar pues le sabe a final, a libertad, a democracia.

Foto Cuba Hoy

Fotos Cuba Hoy

No quería escribir, mi paranoia me decía que debía esperar a estar otra vez en mis cabales. Estas últimas 48 horas he estado irascible, hiriente, histérica, comprensiva, maternal y con instintos asesinos… he querido matar y he querido salvar. Me he sentido agradecida hacia la policía por protegerme de la seguridad del estado y he querido arrasar con ese cuerpo que responde ante las órdenes de desconocidos. He deseado estar en el cuerpo de Yoani y sufrir el dolor, me he sentido merecedora de piñazos o digna de liderar el Juicio Final. Me he imaginado capaz de taladrarle la cabeza a los que golpearon el viernes a Yoani y a Orlando y a mí no, y me he preguntado por qué. He perdonado y he vuelto a juzgar.

He sentido la culpa y he culpado, me he preguntado tantas cosas que no me da tiempo a responderme. Traté de reconstruir los hechos dos millones de veces pero creo que las lagunas son cada vez peores. No recuerdo qué twittié de la patrulla, no sé si el primer twitt fue cuando me agarraba con fervor de la cintura de Yoani o cuando veía sus piernas colgando del carro negro de la seguridad. No recuerdo si llamé, si no llamé, a quién llamé. No evoco ni siquiera la cara del seguroso que iba a mi lado. Lo que sé es que aguantaba las ganas de vomitar todo el tiempo, me arrepiento de no haberle echado todo el café que tenía en el estómago a mi represor encima…en ese momento trataba de parecer fuerte.

Leer más…

Nazismo en Cuba, como buenos comunistas que son….

7 noviembre 2009 5 comentarios

Genaración Y/Videos Youtube/Cubanitoweb

Desde este blog damos la mayor solidaridad a la bloguera Yoanis Sánchez por el brutal ataque recibido por las hordas nazistas-comunistas de la policía cubana ( más bien paramilitares cubanos), que amparándose en un poder deslegitimado hace tiempo, sátrapa y corrupto, son capaces de secuestrar y golpear a ciudadanos sin ninguna contemplación. Los nazistas de una forma u otra serán llevados a la basura de la historia y ellos lo saben, conocen el valor de las palabras, de la inteligencia, de la internet, de la globalización, de la inmediatez mediática. Ya sus abusos no pueden ser tan impunes. Los comunistas lo saben: Sus días están contados.

Yoani Sánchez

Bloguera Yoani Sánchez

Cerca de la calle 23 y justo en la rotonda de la Avenida de los Presidente, fue que vimos llegar en un auto negro –de fabricación china– a tres fornidos desconocidos: “Yoani, móntate en el auto” me dijo uno mientras me aguantaba fuertemente por la muñeca. Los otros dos rodeaban a Claudia Cadelo, Orlando Luís Pardo Lazo y una amiga que nos acompañaba a una marcha contra la violencia. Ironías de la vida, fue una tarde cargada de golpes, gritos y malas palabras la que debió transcurrir como una jornada de paz y concordia.  Los mismos “agresores” llamaron a una patrulla que se llevó a mis otras dos acompañantes, Orlando y yo estábamos condenados al auto de matrícula amarilla, al pavoroso terreno de la ilegalidad y la impunidad del Armagedón.

Me negué a subir al brillante Geely y exigimos nos mostraran una identificación o una orden judicial para llevarnos. Claro que no enseñaron ningún papel que probara la legitimidad de nuestro arresto. Los curiosos se agolpaban alrededor y yo gritaba “Auxilio, estos hombres nos quieren secuestrar”, pero ellos pararon a los que querían intervenir con un grito que revelaba todo el trasfondo ideológico de la operación: “No se metan, estos son unos contrarrevolucionarios”. Ante nuestra resistencia verbal, tomaron el teléfono y dijeron a alguien que debió ser su jefe: “¿Qué hacemos? No quieren subir al auto”. Imagino que del otro lado la respuesta fue tajante, porque después vino una andanada de golpes, empujones, me cargaron con la cabeza hacia abajo e intentaron colarme en el carro. Me aguanté de la puerta… golpes en los nudillos… alcancé a quitarle un papel que uno de ellos llevaba en el bolsillo y me lo metí en la boca. Otra andanada de golpes para que les devolviera el documento.

Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: