Archivo

Posts Tagged ‘segregacion’

Conductas paralelas

29 septiembre 2009 2 comentarios

Cubaencuentro/Cubanitoweb

Un cibercafé en La Habana, custodiado por una empleada. (NYTIMES)

Un cibercafé en La Habana, custodiado por una empleada. (NYTIMES)

Conozco a un hombre que vive frente al malecón, en una casa triste y vieja, de puntal alto y elevado portal, situada a cuatro metros de la acera, que fue en otro tiempo aristocrática mansión de una familia numerosa.

Hoy el mar, al subir de nivel, azotado por los vientos que en cierta época de estos últimos años han venido desatándose sobre La Habana con puntualidad sospechosa (unos dicen que castigo del Cielo, otros que consecuencias del cambio climático), deja la casa de aquel hombre en ruinas, y a él esperando que ocurra un milagro para poder repararla.

La última vez, el hombre se plantó detrás de su puerta y empezó a forcejear con el mar: el mar empujando y el hombre apuntalando la puerta con el hombro, mientras el viento hacía volar las viejas ventanas de la casa y el agua en el portal seguía subiendo pie sobre pie.

Fue una lucha de titanes. Veinte minutos, lo menos, lucharon el hombre y el mar. Finalmente el mar se abrió paso con todos sus vientos, arrastró puerta y hombre, se los llevó corriente abajo, como corchos flotando, hasta hacerlos rebotar contra el alto muro del patio, donde los dejó girando en el remolino de las aguas, destrozada la puerta, sin arreglo posible, y asustado de su locura al hombre.

Leer más…

La segregación roja, una constante en Cuba y más mentiras

19 diciembre 2008 1 comentario

Cubaencuentro/Cubanitoweb

En tiempos de inversionistas inescrupulosos y sindicalistas paralíticos, conviene recordar quiénes eran los dueños del hotel más moderno del país.Juraron destruir los símbolos de la burguesía y terminaron viviendo allí y además convirtiendo a los ciudadanos en eunucos en su propio país, sin derecho a entrar siquiera a las instalaciones.

Miembros del Ejército Rebelde, en la entrada del entonces Hotel Habana Hilton. (FLICKR)

Miembros del Ejército Rebelde, en la entrada del entonces Hotel Habana Hilton. (FLICKR)

“Hicieron inversiones ruinosas, como las realizadas por el presidente de la Caja de Retiro Gastronómico Francisco Aguirre Vidaurreta, quien sustrajo millones de pesos para la construcción del entonces llamado Hotel Habana Hilton, esto provocó en 1953 un escándalo publicitario y la creación de un comité de lucha por parte de los trabajadores”, declaró la doctora en Ciencias Históricas Áurea Verónica Rodríguez a la periodista Alina Martínez Triay, en la entrevista Las cajas de retiro, jubilación insegura

Pero, ahora que los trabajadores se hacen innumerables interrogantes sobre el controvertido anteproyecto de la nueva Ley de Seguridad Social, conviene contrastar las declaraciones de la doctora Rodríguez al periódicoTrabajadores con un poco de historia.

Aunque en Cuba poco o nada se dice al respecto, Conrado Hilton contribuyó a desarrollar la industria hotelera no sólo en Estados Unidos, sino también en buena parte del mundo: Estambul, Madrid, San Juan, Ciudad de México, Acapulco, Montreal, El Cairo y La Habana… Ciudades viejas contaron con hoteles modernos, llevados por ciudadanos nacionales, especialmente entrenados para desempeñar desde las más elementales labores manuales hasta las ejecutivas más comprometidas.

“No fueron promesas de propaganda comunista sobre cosas mejores para el porvenir, sino una realidad del mundo libre”, declararía un ciudadano turco.

Los hoteles y su alhajamiento se costearon en cada país con capital local: privado en Madrid, Ciudad México y El Cairo; patrocinados por los gobiernos en Montreal, Berlín, Roma y Estambul, y con fondos sindicales en La Habana.

Según el periódico Trabajadores, en 1953, el presidente de la Caja de Retiro Gastronómico hizo una inversión ruinosa para esa institución, cuando sustrajo millones de pesos para la construcción del Hotel Habana Hilton; pero los hechos apuntan a otro extremo: en aquella época no podía acusarse de abandonismo al gremio de trabajadores gastronómicos, que tenía fama de ser el sindicato más difícil de lidiar, y sólo Francisco Aguirre logró convencerlos para que invirtieran catorce millones de dólares en la edificación de un hotel de 28 pisos y 650 habitaciones.

Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: