Archivo

Posts Tagged ‘peregrinacion’

Oración a San Lázaro

17 diciembre 2010 14 comentarios

Cubanitoweb

Invocamos a nuestro querido San Lázaro en su día para que las angustias de los pueblos sean disipadas, a que los enfermos sanen y los hombres todos sean fraternos y dignos entre ellos.  muy especial en Cuba. La peregrinación al santuario del Rincón es una bella muestra de fé de los cubanos que se rinden ante sus pies. Nosotros, aunque lejos, la recordamos con mucho cariño y puede ser que te visitemos. ¡Ayúdanos viejo Lázaro, a soportar la cruz de nuestra existencia! , ¡ayúdanos  en los viajes!, y permítenos ver con salud a los nuestros!. Que así sea! :.

San Lázaro

Glorioso Patrón de los Pobres, que en tantos tormentos me veo,
con solo llamando tu espíritu me des lo que yo deseo,
y que encuentre que mis males sean remediados con solo decir esta oración:

En el Nombre de San Lázaro, que los buenos espíritus que me ayuden y que vengan en mi auxilio,
cuando yo padezca de algún mal o este en algún peligro que me los detengas,
y que a mi no lleguen, y que esto me sirva de una prueba de vuestra protección para mi y haced,
San Lázaro que tu espíritu sea mi fe y todo el que a mi lado estuviere, y que en ti, patrón,
encuentre la fuerza que necesita mi materia para poder llevar estas pruebas de este planeta en
que habitamos y de este camino que hay que pasar, mandado por Dios, nuestro Padre,
pues en ti pongo mi fe para que me salves de esta y me des consuelo a mis grandes males y que por tu valor
tenga otro porvenir mejor a este que tengo, y que en el nombre de San Lázaro lo espíritus malos se alejen de mi para siempre con solo decir esta oracion;
San Lázaro conmigo y yo con el; el delante, yo detrás de el, para que todos mis males los haga desaparecer,
la Gloria de todos. Amen.

El que esta oración tuviere, todos sus atrasos perdiere,
y a los veinte días vendrá el patrón en sueños a indicarle en lo que ha de tener su suerte.
Si fe tuviere en el, se salvara también.

————————————————————————————————-

¡OH!, Bendito y glorioso Lázaro de Bethania, amparo y sostén de Martha y Maria. A ti te llamo, ¡OH! Amado y siempre vivo espíritu de gracia con la misma fe y amor que Jesús llamo a la puerta de tu sepulcro de donde saliste vivo y glorioso, después de haber estado por espacio de cuatro días consecutivos con tu cuerpo enterrado, sin haber dado la mas leve señal de impureza e imperfección. Así, también yo os llamo hoy a la puerta de tu santo espíritu para que con la misma fe que Dios infundió en ti, me concedas lo que en esta oración te pido (haga su petición), invocando para ello el incomparable amor con que Dios te quiso premiar y resignación con que supiste sufrir los tiempos de tu vida material.

A %d blogueros les gusta esto: