Archivo

Posts Tagged ‘octavo cerco’

La Locura

18 enero 2010 2 comentarios

Octavo Cerco/Cubanitoweb

Este artículo de Octavo Cerco demuestra como ese sueño de los comunistas cubanos de una potencia médica y de eliminación de la pobreza es una quimera, lo que ha ocurrido en más de 50 años de opresión y dictadura castrista es el empobrecimiento de los ciudadanos hasta niveles inadmisibles, la foto es más que elocuente así como la desidia en el hospital siquiátrico donde fallecieron varios internos por hipotermia. En definitiva, la repartición de miseria lo que genera es más miseria.

Foto: Claudio Fuentes Madan

Carla padece de depresión crónica desde que cumplió 22 años. La he acompañado a ver sicólogos de centros de ayuda, a ver especialistas en el Clínico Quirúrgico y en el Calixto García, a sesiones de espiritismo, a grupos de terapia, a tratamientos de curación alternativa y a Mazorra.

Después del Prozac, la imipramina y la trifluoperazina, la comprensiva indiferencia de los médicos y el peloteo de los tratamientos, nunca fue diagnosticada. Su fe en la psiquiatría cubana terminó con una visita a Mazorra. La acompañé a hacerse un examen y –en ida y vuelta– tomó la decisión más importante de su vida: Se acabó el tratamiento, se acabó el hospital, adiós a los psiquiatras. Asumió con estoicismo su condición y desde entonces, cuando cae en crisis, se encierra en su casa a leer como una demente y no se pierde una tanda en la cinemateca, así supera sus depresiones.

El panorama, no puedo negarlo, no dejaba opción para medias tintas. Yo recordaba las imágenes del televisor, donde un grupo de ancianas muy alegres y maquilladas –en un portal de ensueño lleno de plantas y sillones– leían novelas o ensayaban coros hermosos. Era la única imagen que tenía del famoso hospital.

Nada más traspasar la Admisión unos veinte viejitos limpiaban con escobas de paja la calle principal, con ropas raídas y dientes negros revolvían la maleza que habían acumulado en busca de cabos de cigarro. Uno me increpó, con voz llorosa me pidió uno. Cuando se lo di, los otros 19 se abalanzaron sobre nosotras. Les dejé la caja.

Atravesamos casi todo el hospital hasta llegar al pabellón que nos habían indicado, el paisaje era desolador. No podía definir quiénes estaban locos, si los ingresados o los que los ingresaban, porque meter a una persona con trastornos mentales en un lugar tan horrendo es como condenarle a la alienación absoluta. Reconocí a algunos de los mendigos que pululan por la calle 23, me sorprendió verlos con la misma estampa de churre y semidesnudos, siempre había creído que se escapaban del hospital, y que cuando los encontraban los alimentaban y los vestían.

Leer más…

Prefiero víctima que verdugo

10 noviembre 2009 4 comentarios

Octavo Cerco/Cubanitoweb

La Bloguera Claudia Cadelo de Octavo Cerco que fue agredida también en violento ataque de las hordas fascistas paramilitares cubanas hace unas reflexiones del mismo en estos excelentes posts, es cierto, aunque agredan no tienen la razón, son solo peleles de un régimen oprobioso que da sus últimas bocanadas, igualito que aquel 9 de Noviembre de 1989 en Berlín oriental cuando se cayó el muro hace 20 años ya, y que este fascista gobierno se niega a recordar pues le sabe a final, a libertad, a democracia.

Foto Cuba Hoy

Fotos Cuba Hoy

No quería escribir, mi paranoia me decía que debía esperar a estar otra vez en mis cabales. Estas últimas 48 horas he estado irascible, hiriente, histérica, comprensiva, maternal y con instintos asesinos… he querido matar y he querido salvar. Me he sentido agradecida hacia la policía por protegerme de la seguridad del estado y he querido arrasar con ese cuerpo que responde ante las órdenes de desconocidos. He deseado estar en el cuerpo de Yoani y sufrir el dolor, me he sentido merecedora de piñazos o digna de liderar el Juicio Final. Me he imaginado capaz de taladrarle la cabeza a los que golpearon el viernes a Yoani y a Orlando y a mí no, y me he preguntado por qué. He perdonado y he vuelto a juzgar.

He sentido la culpa y he culpado, me he preguntado tantas cosas que no me da tiempo a responderme. Traté de reconstruir los hechos dos millones de veces pero creo que las lagunas son cada vez peores. No recuerdo qué twittié de la patrulla, no sé si el primer twitt fue cuando me agarraba con fervor de la cintura de Yoani o cuando veía sus piernas colgando del carro negro de la seguridad. No recuerdo si llamé, si no llamé, a quién llamé. No evoco ni siquiera la cara del seguroso que iba a mi lado. Lo que sé es que aguantaba las ganas de vomitar todo el tiempo, me arrepiento de no haberle echado todo el café que tenía en el estómago a mi represor encima…en ese momento trataba de parecer fuerte.

Leer más…

Tres líneas de teléfono en Aldecoa

9 julio 2009 5 comentarios

Octavo Cerco/Cubanitoweb

Tomamos este escrito del Blog Octavo Cerco, muy acorde para que el mundo vea, y sobre todo los venezolanos, de como los comunistas tienen el concepto de “escoger quien debe tener un teléfono” , después no digan que no se los advertimos…..

Allá en el barrio de Ciro están poniendo unos teléfonos, la lista de personas que no tienen el servicio es de 20 pero sólo hay tres líneas disponibles. Me entero, con un poco de tristeza in crescendo, de todo el proceso a través de una de las interesadas. Etecsa no decide quién va a tener teléfono, sino que es una comisión nombrada por el CDR la que “hace un estudio del terreno” y nombra los elegidos.

La comisión inicial, de tres personas, nominó primeramente al presidente del CDR y en segundo lugar al delegado de la circunscripción, el tercer lugar quedó divido entre dos vecinos cercanos a la comisión. El litigio se extendió hasta llegar a escándalo en Etecsa, que los mandó para la casa a ponerse de acuerdo.

Otros vecinos, al ver el problema, se sumaron a la inconformidad. La mujer que me contaba la historia, por ejemplo, me explicaba que ella estaba esperando para hacer su reclamación porque consideraba que ella tenía más méritos en el CDR que los del litigio. El asunto se puso tan crudo que la comisión fue desintegrada y otra nueva puesta en su lugar.

Leer más…

Un minuto de libertad por persona

30 marzo 2009 11 comentarios

Octavo Cerco/Cubanitoweb

Actualización!!! Video mostrando el “performance” imperdible….

Del blog Octavo Cerco  de la bloguera cubana Claudia Cadelo, traemos este excelente post que muestra que, a pesar de la abrumadora censura y la represión a la libertad de expresión, en Cuba, poco a poco, los pasos de gigantes se van dando. Ya va cayendo, muy a pesar de la dictadura, las vendas de los ojos, y cada vez más se atreven a disentir en voz alta. Es el golpe al muro. Al unísono y por goteo como el agua, pero golpe al fin. Nunca los muros se han mantenido por siempre y menos si los presos los golpean cansados y asqueados de tan ignomiosa situación. 

La bloguera Yoani Sánchez en el performance de Tania Bruguera, Centro Wifredo Lam. (REUTERS)

La bloguera Yoani Sánchez en el performance de Tania Bruguera, Centro Wifredo Lam. (REUTERS)

Yoani Sánchez sólo me dijo: “Hay un performance, va a estar bueno y yo voy a participar, estate ahí en el Centro Wifredo Lam a las 8 de la noche.” 

Nunca pude imaginar encontrarme con un podio y un micrófono listo para todos, para cada uno de nosotros. El lugar estaba atestado de gente; para lograr llegar a la primera fila había que deslizarse por el bulto entre permisos y quiero llegar al micrófono. Todo inició con una mujer que, paloma blanca en el hombro izquierdo, hacía muecas sin emitir sonido, mientras dos muchachos, vestidos con el uniforme del MININT, contaban el tiempo para darle fin a su intervención y lanzarla de nuevo hacia la plebe muda.

Justo después pasó Yoani, habló de la blogosfera, de la censura, había un silencio total y cuando terminó muchísimos aplausos, la gente la conocía y estaba feliz. Corrí entonces yo y me subí, estaba muy nerviosa: no tenía un micrófono delante ni un público que me escuchara desde los 9 años, cuando vestida de pionera asalté una reunión del CDR para leer un comunicado incomprensible, con el tiempo desarrollé una especie de fobia hacia ese aparato que sólo servía para enmascarar la realidad de mi país.

Preparé un texto a la carrera que leí con la garganta apretada:

Que un día todos tengamos todos los minutos del día para decir delante de un micrófono todo lo que queramos. Y que de paso también los que hoy tengan esa posibilidad, dediquen un minuto, o menos incluso, a decir la verdad.

Me bajé, pero se me quedó por decir mucho, entonces subió Reinaldo Escobar, no le dio tiempo a terminar y los militares lo bajaron: el oportunismo fue lo último que se escuchó de su discurso ya con los pies puestos en el piso. El tiempo se estiraba y nadie más subía, la gente estaba asustada, un artista fue y dijo: Yo lo que tengo es mucho miedo.

Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: