Archivo

Posts Tagged ‘Ghandi’

LA DEMOCRACIA Y EL PUEBLO

28 abril 2011 3 comentarios

Pensamientos de Gandhi/Cubanitoweb

Gandhi

Mi concepto de democracia consiste en que el más débil debe tener las mismas oportunidades que el más fuerte. Esto jamás puede lograrse salvo mediante la no violencia.

Creo que la democracia auténtica sólo puede originarse en la no violencia. La estructura de una federación mundial sólo puede erigirse basándose en la no violencia, y la violencia debe ser totalmente desechada de los asuntos mundiales.

Por lo tanto, la regla áurea de la conducta es la tolerancia mutua, en razón de que nunca pensaremos todos de la misma manera y siempre veremos la Verdad fragmentariamente y desde distintas perspectivas. La conciencia no es una misma cosa para todos. Si bien es una excelente guía para la conducta individual, la imposición de esa conducta a los demás es una insoportable intromisión en la libertad de conciencia de cada uno.

Las diferencias de opinión nunca deben significar hostilidad. Si así fuera, mi mujer y yo hubiéramos sido enemigos irreconciliables. No conozco, en el mundo, dos personas que no sostengan opiniones distintas, y como yo soy adepto del Gita siempre me he propuesto tratar a todos aquellos que difieren de mí con el mismo afecto que siento por los más próximos y queridos.

Si queremos evitar que la ley y el capricho de la multitud rijan el desenvolvimiento de la comarca, quienes afirman que dirigen las masas deben rehusarse decididamente a ser guiados por ellas. Creo que el mero enunciado de la opinión personal y el sometimiento a la opinión de la masa no basta, aún más, en problemas de vital importancia, los conductores deben obrar contrariamente a la opinión de las masas si éstas no cuentan con razones para sustentarla.

Leer más…

Categorías:General Etiquetas: , ,

Forzudos independientes

19 noviembre 2008 3 comentarios

Cubaencuentro/Cubanitoweb

Un gimnasio no gubernamental preocupa a la policía política. Además de entrenar, sus socios hablan de pacifismo y derechos humanos. 

Fisiculturista, durante un certamen en La Habana, el 7 de noviembre de 2008. (AP)

Fisiculturista, durante un certamen en La Habana, el 7 de noviembre de 2008. (AP)

Tiene el porte de un peleador de Kick Boxing. Es fornido y a ratos le asalta un tic nervioso. Le falta la mitad de una oreja y cierra y abre los puños como si estuviera dispuesto a descuartizar a sus contrarios. La oreja la perdió una noche en que lo asaltaron unos “desconocidos” en un lugar apartado y oscuro de la ciudad. Sin embargo, cuando habla, su hilo de voz lo delata un tipo tranquilo y con toda la paz del mundo. 

Se llama Gabriel Díaz Sánchez, y como no lo dejaron continuar en sus labores de entrenador de Full Contact, se convirtió a la oposición pacífica.

Su casa del reparto La Unión, en la periferia de Bayamo, es de un hormigueo incesante.

“Hice un gimnasio por cuenta propia, quería ponerme fuerte y poner robustos a los muchachos del barrio, quería pelear con la policía; pero empecé a leer a Gandhi, a Martin Luther King, y la vida se me volvió un revolico. Aprendí que hay algo más útil que la fuerza bruta”, dice mientras asiste a un adolescente que intenta levantar unas pesas que tiene sobre los pectorales.

Los gimnasios instalados en las salas de entrenamientos cobran un peso diario por la utilización de los “hierros” y diez pesos mensuales a los afiliados al fisiculturismo. Hay provincias que sólo tienen unos cinco gimnasios, y por todo el país pululan centros de entrenamiento en los patios de las casas. Algunos cobran la entrada, pero en la mayoría de ellos reina la improvisación y la camaradería criolla. A la tanda diaria de fuerza se le llama “mechar” (de quemar la mecha, debe ser) y a los forzudos de barrio, “mechadores”.

Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: