Archivo

Posts Tagged ‘dictador’

La burla de ‘papá estado’

18 noviembre 2009 2 comentarios

Cubaencuentro/Cubanitoweb

Muchas veces nos repitieron hasta el cansancio que “gracias a la revolución tienes estudio”, MENTIRA eso siempre ha sido un derecho humano que todo gobierno está obligado a hacer, de una vez por todas: La supuesta revolución solo ha sido un pretexto para el control total de un país y para que un sátrapa se mantenga en el poder por más de 50 años tiranizando a sus ciudadanos, tirándoles un mendrugo constantemente e impidiendo la libertad y el pensamiento disidente de toda la nación cubana.

 

Álbum de fotos revolucionarias. Santiago de Cuba, 30 de diciembre de 2008. (AFP)

La última consigna del régimen es que no se puede esperar todo de “papá estado” y hay que reconocer que no le falta razón. Sin embargo, para no caer en los espejismos y despistes de siempre deberíamos preguntarnos: ¿qué ofrece actualmente “papá estado” a los ciudadanos?

 

La interrogante no sería necesaria si a cada rato no tuviéramos que leer noticias sobre el deterioro, reducción o posible desaparición de servicios o subsidios que el estado cubano ha ofrecido. Desde hace año, esta situación se hace patente en sectores esenciales para la propaganda del régimen como es el sistema de salud, afectado por la precariedad de sus instalaciones, escasez de medicamentos y por los problemas de personal. Las dificultades se hacen extensivas hasta el vaso de leche que se prometió y que no se ha proporcionado.

El remedio, la libertad

En todo caso, hablemos de desidia o de paternalismo, el remedio es la libertad. Ante un estado que se repliega cada vez más, quedándose solamente en el adoctrinamiento y control, similar al de un padre de familia que no garantiza la alimentación de su prole, pero si está con la correa en mano para decirle lo que tiene que hacer, la necesidad de libertad no es sólo acuciante para evitar la dependencia, sino para subsistir. Se necesita libertad para no depender de papá, pero también porque papá se preocupa cada vez menos.

Es fácil, si el régimen no quiere que la gente dependa del Estado la persona ha de tener el derecho a pensar, decidir y actuar libremente. Lo primero que el actual régimen cubano debería hacer es despenalizar la iniciativa privada, establecer un marco jurídico que permita crear empresas y poder desarrollar libremente actividades mercantiles. Además, habría que ofrecer garantías, para asegurar que “papá estado” no se adueñará nuevamente de las propiedades y derechos de los ciudadanos.

Leer más…

Gesto por gesto

12 enero 2009 1 comentario

Cubaencuentro/Cubanitoweb

Las restricciones a los viajes y al envío de dinero deben ser eliminadas, pero también el impuesto cubano sobre las remesas y los trámites abusivos. Y agregamos bien sobre esto: Es un abuso increíble los trámites consulares, una muestra: Pasaporte: BsF 720, Carta de Invitación: BsF. 640. Esto es una grosería y uno de los mayores abusos para los ciudadanos que no viven en Cuba, es el principio de “te fuistes…ahora paga”. Y qué decir de las famosas “habilitaciones” para poder entrar a Cuba?, hasta hace poco había que pedir (increíble) una visa, para que un cubano entrara en Cuba o solicitar un pasaporte adicional llamado Vigencia de Viaje con un costo de $150 para ir en el momento que se quisiera y válido solamente por 2 años. A eso hay que adicionarle que un cubano que viva en el exterior, no tiene derechos políticos ni siquiera puede votar en las caricaturas de elecciones que de vez en cuando se hacen, pierde la patria potestead sobre sus hijos y nietos y un largo etc. Todo esto violando descaradamente la Declaración de Derechos Humanos y con la permisividad de la mayoría de los gobiernos del mundo que a través del tiempo solo le han dado querendoñas al dictador cubano. 

Casa de cambio en La Habana. (REUTERS)

Casa de cambio en La Habana. (REUTERS)

El 25 de octubre de 2004, Fidel Castro acudió a la televisión para hacer gala de su peculiar método de lucha contra el gran enemigo externo. El tema de su Mesa Redonda era “las nuevas agresiones económicas del gobierno norteamericano y la respuesta cubana”, pero, como siempre, la anunciada réplica resultó no ser contra el poderoso vecino, que ni el sueño perdió con las palabras de Castro, sino contra el propio pueblo cubano. De ahí la singularidad de los métodos de lucha del régimen. 

Haciendo alusión a una serie de cables noticiosos internacionales y artículos publicados en la prensa miamense, descargó sus críticas contra Washington, contra Otto Reich, a quien llamó “bandido”, y en especial, contra los congresistas cubanoamericanos Ileana Ros-Lehtinen, según él “La loba feroz”, y Lincoln Díaz-Balart. Aparentemente, el trasfondo de la indignación era las acusaciones de que La Habana lavaba dinero en bancos extranjeros y una sanción impuesta por la Reserva Federal a un banco suizo por la supuesta violación de las políticas estadounidenses contra determinados países, entre ellos Cuba.

Por muchas razones, la mencionada escaramuza de Castro con sus “archienemigos” hoy resulta ser algo casi anecdótico, lo cual no se puede decir del acostumbrado “heroico” resultado de la gesta.

El Comandante decretó que el peso convertible comenzaría a circular en sustitución del dólar de Estados Unidos y que para adquirir esos pesos convertibles, o los pesos cubanos con dólares en efectivo, habría que pagar un gravamen del 10%.

Por más que lo disfrazaran, las medidas penalizaban directamente, y continúan haciéndolo, a los ciudadanos cubanos, principalmente a quienes subsisten y comparten gracias a las remesas enviadas por sus familiares y amigos desde Estados Unidos, donde mayoritariamente viven las personas que envían dinero.

Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: