Archivo

Posts Tagged ‘10 millones’

La segunda zafra de los diez millones

29 julio 2009 2 comentarios

Cubaencuentro/Cubanitoweb

Corte de caña

En plena zafra

En su última alocución pública, Raúl Castro ha convocado al pueblo a otro esfuerzo supremo para rescatar al país de la hambruna, de la cual hace un par de meses alertaba el temerario y clarividente Pánfilo, chispa’e’tren mediante.

La revolución castrista se ha pasado medio siglo movilizando al pueblo, como recurso principal para ejecutar los megalómanos y disparatados objetivos que en materia económica ha entendido que son prioritarios para la preservación del poder: las zafras del pueblo, el cordón de La Habana, la zafra de los diez millones, el programa alimentario, el movimiento de microbrigadas de la construcción, los contingentes agrícolas…

Raúl Castro, aparentemente impedido de ejercitar el mismo estilo de gobierno que su hermano —y por ello compulsado a liderar la revolución, o lo que queda de ella—, basándose en resultados, amenaza ahora con volver a las sistemáticas convocatorias a la agricultura, al atronar en la tribuna: “La tierra está ahí, aquí están los cubanos. Veremos si trabajamos o no, si producimos o no, si cumplimos nuestra palabra o no, no es cuestión de gritar ‘Patria o Muerte’, ‘abajo el imperialismo’, ‘el bloqueo nos golpea’ y la tierra ahí, esperando por nuestro sudor”.

El menor de los Castro, quien tras su ascenso al poder despertó expectativas en muchos sectores de opinión, a partir de sus proclamados “cambios estructurales y de concepto”, parece ahora echar el freno de mano y recurrir de nuevo a la conciencia como motor, esta vez para “aumentar” la producción de alimentos.

A pesar de la puesta en marcha de un ambicioso plan de entrega de tierras en usufructo, el General expresó que sólo se han otorgado 690.000 ha, o sea, el 39% del área ociosa. En estas mismas páginas algunos especialistas se han referido a que el proceso de adjudicación de tierras está excesivamente politizado y que, en definitiva, los nuevos productores carecen de libertad para decidir qué sembrar y, sobre todo, a qué precios; además de estar obligados prioritariamente a cumplir sus compromisos con el acopio estatal.

Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: