Inicio > Noticias > Comparativa: Galaxy Nexus vs. Samsung Galaxy SII

Comparativa: Galaxy Nexus vs. Samsung Galaxy SII

24 junio 2012

Xataka Android/Cubanitoweb

Para los fanáticos de Samsung Galaxy en todas sus variantes, esta comparativa despejará dudas en cuanto a que no siempre debemos gastar tanto por la última tecnología (como es el caso del Galaxy SIII) para tener un smartphone de lujo en la mano. El Nexus tiene unas características excepcionales incluso mejores que el Galaxy SII como en el sistema operativo android que usa la última versión (ICS, Ice Cream Sandwich 4.0) y  el Galaxy Nexus cuenta con un chipset al gusto de Google, un Texas InstrumentsOMAP 4460 de doble núcleo a 1.5 GHz, por poner solo dos ejemplos, lo mejor: es más económico que el Galaxy SII. Vean la comparativa.

Hace ya un tiempo que el Galaxy Nexus aterrizó en nuestras fronteras, y hasta la fecha continúa comandando el mundo Android a la espera de los nuevos lanzamientos de los demás fabricantes. A este respecto, ayer saltó la inesperada noticia de que no viviremos la presentación del esperado relevo del Samsung Galaxy SII durante el próximo Mobile World Congress 2012, ya que se retrasará hasta mediados de año por los buenos números que todavía presenta el actual modelo.

Viendo pues el panorama, que deja a estos dos dispositivos compitiendo en lo más alto de la gama Android al menos durante un tiempo más, vamos a realizar desde Xataka Android una comparativaintentando mostrar las principales señas de identidad del superventas de 2011, el Galaxy SII, y su hermano mayor el Galaxy Nexus.

No vamos a descubrir América si decimos que estamos ante dos dispositivos muy similares, aunque en efecto uno de ellos suponga una evolución lógica del otro en cuanto a tecnología, que como sabemos avanza a pasos muy rápidos. Aún así, ambos conservan una muy buena posición en la parrilla de salida, dada la lista inmensa de especificaciones con la que cuentan.

Pocos cambios en diseño y materiales

A pesar de que el Galaxy Nexus intenta diferenciarse en este apartado con su diseño más redondeado y su pantalla curvada, lo cierto es que a primera vista la mayoría de usuarios dirían sin dudar que es un terminal nacido en las mesas de diseño de Samsung.

Ambos dos dispositivos son muy ligeros, lo que implica que ambos hayan sido fabricados conmateriales plásticos. Sin embargo, el Galaxy Nexus da una mejor sensación de tacto y robustez, quizás porque todos sus bordes han sido redondeados y su diseño es curvado, o también porque el material escogido, con un acabado menos brillante, da una mejor sensación de tacto.

Por su parte, el Samsung Galaxy SII es más pequeño, más fino y más ligero, resultando en ciertas circunstancias más cómodo de utilizar, aunque el Galaxy Nexus, a pesar de su abultado tamaño, también resulta bastante cómodo de usar con una sóla mano.

Ambos conservan el mismo tipo de marco bordeando todo el frontal, los acabados cromadosrodeando la cámara, el mismo tipo de tapa trasera, y la misma disposición de ésta, manteniendo el altavoz principal en la parte inferior en una pequeña joroba, que albergará también la antena interna del dispositivo.

En cuanto a diseño, poco más que comentar, si no que el Galaxy Nexus pierde toda clase de botones dedicados, ya sean físicos o capacitivos, quedándose sólo con los botones de volumen y de encendido en sus laterales.

En la pantalla encontramos la diferencia

Si en cuanto a diseño no vamos a poder mostrar una clara diferenciación, sí podremos hacerlo definiendo la pantalla, especificación que muestra la principal evolución del Galaxy Nexus sobre el Galaxy SII.

En el Galaxy SII contamos con una pantalla SuperAMOLED Plus (matriz RGB) de 4.3 pulgadas y resolución 800×480 píxeles. Para el Galaxy Nexus, la pantalla será una SuperAMOLED HD (matriz Pentile) de 4.65 pulgadas y resolución en alta definición 1280×720 píxeles.

 

Como dos paneles SuperAMOLED que son, las características de esta tecnología las mantienenambos: negros absolutamente reales, brillo altísimo, efecto inapreciable al cambio de ángulo de visión, contraste y saturación elevados y colores muy vistosos.

En el Galaxy SII podemos elegir cómo se muestran las imágenes mediante la función de “Efecto en segundo plano”, que nos permite elegir entre tres tipos de calibración para optimizar el contraste y brillo de la pantalla según ésta vaya a usarse: dinámico, estándar o película. Esta es su principal baza.

En cuanto al Galaxy Nexus, aunque usa una matriz Pentile con menos subpíxeles, la mejora es evidente y muy apreciable. Se han conseguido colores más naturales con una calibración de pantalla más afinada, tanto en contraste como en saturación, el rango de ajuste del brillo es más amplio y la alta resolución asociada a la gran densidad de píxeles genera una claridad impresionante, tanto al mostrar textos como cualquier tipo de imagen.

El Galaxy Nexus también mejora su visión en exteriores, en parte gracias al aumento de rango de brillo y también a un recubrimiento antirreflectante con el que ha sido tratado su cristal frontal.

Como notas a favor del Galaxy SII, cabe destacar que el consumo de batería de la pantalla del Galaxy Nexus es más elevado, y que ciertos tonos grises generan puntos más oscuros en la pantalla del Galaxy Nexus, aunque no se aprecian con un uso diario y normal del dispositivo.

En cuanto a pantalla se refiere, no tenemos dudas de que el Galaxy Nexus es hoy en día el dispositivo más avanzado y con más calidad, aunque todavía queda por ver la adaptación de los demás fabricantes a la resolución HD 720p.

La plataforma de hardware no desnivela la balanza

En cuanto a hardware, ambos dispositivos muestran especificaciones muy parecidas, y ambos están preparados para aguantar un largo tiempo en la vanguardia, aunque es probable que durante este 2012 veamos los primeros terminales con cuatro núcleos.

El Samsung Galaxy SII apuesta por circuitería propia, con un procesador de doble núcleo Samsung Exynos 4210 a 1.2 GHz, apoyado por una GPU ARM Mali 400 y 1 GB de memoria RAM. La memoria interna será de 16 GB y se podrá ampliar mediante microSD.

Por su parte, el Galaxy Nexus cuenta con un chipset al gusto de Google, un Texas InstrumentsOMAP 4460 de doble núcleo a 1.5 GHz, aunque por causas de estabilidad funciona a 1.2 GHz de fábrica. La GPU elegida para la ocasión es una PowerVR SGX540, ayudada por un chip gráfico IVA3que hará funciones de codificación y descodificación de contenido 1080p. La memoria se queda en 1 GB de memoria RAM y 16 GB de almacenamiento no ampliables.

El resto de especificaciones son idénticas en ambos dispositivos, aunque el Galaxy Nexus añade chipNFC y LED multicolor para las notificaciones, el primero caído a última hora del diseño del Galaxy SII, y el segundo añadido por orden de Google escuchando las plegarias de muchos usuarios.

Ambos dos dispositivos cuentan con hardware suficiente para mover Android con fluidez y soltura, tanto la versión actual como las próximas versiones, aunque no podemos comparar este aspecto directamente, dado que Ice Cream Sandwich tiene mucha culpa de la fluidez del Galaxy Nexus, y todavía no está disponible en el Galaxy SII.

Si comparamos más en detalle, veremos que el Galaxy SII tiene una mejor GPU, aunque su rendimiento no sea completamente aprovechado por el sistema, además de contar con memoria ampliable, dato a tener en cuenta si queremos llevar muchos datos almacenados en nuestro dispositivo móvil.

Sin embargo, el Galaxy Nexus está a la altura, y aunque el hardware no suponga un salto cualitativo, si consigue una mejor integración hardware/software, dada la colaboración de Google en el diseño y el desarrollo de Ice Cream Sandwich en base a este dispositivo.

En cuanto a batería y consumos, ambos dispositivos están parejos, y como todos los terminales de última generación necesitarán prácticamente a diario ser cargados. Quizás se observa un consumo algo menor en el Galaxy Nexus, aunque si queremos ahorrar batería deberemos desconectar los datos y bajar el brillo al mínimo.

Paso atrás en la cámara

El Galaxy SII cuenta con una cámara de 8 megapíxeles con autofocus, flash LED y grabación FullHD; y otra frontal de 2 megapíxeles para videoconferencias. Por su parte, el Galaxy Nexus cuenta con una cámara principal de 5 megapíxeles con autofocus, flash LED y grabación FullHD; y cámara frontal de 1.3 megapíxeles con grabación HD 720p.

Aunque los números y el tamaño del sensor no hablen por sí solos, si podemos decir que el Galaxy Nexus adolece de una cámara mediocre para lo que su precio y gama requería. Es una cámara decente y que toma fotos muy rápido, y aunque nos servirá en uso cotidiano, no es en ningún caso una cámara de mucha calidad ni la mejor que se ha montado en un smartphone.

Con respecto al Galaxy SII, aunque tampoco tiene una cámara de muy alta calidad, si cuenta conmejores prestaciones en este apartado, con una mayor definición en las tomas.

El software abre el debate: capas personalizadas o “pure Google”

En cuanto a software se refiere la comparación es desigual, porque el Galaxy Nexus cuenta desde su nacimiento con Android 4.0 Ice Cream Sandwich, versión que todavía espera que Galaxy SII.

Sin tener esto en cuenta, el Galaxy Nexus se muestra mucho más rápido y fluido en uso, aunque es probable que la fluidez del Galaxy SII mejore cuando actualice a la última versión de Android.

Sin entrar en más debate debido a la desigualdad, si podemos destacar que la personalizaciónTouchWiz de Samsung nos parece demasiado intrusiva, y aunque introduce ciertos aspectos positivos, como el zoom o el cambio de escritorios mediante el movimiento, nosotros preferimos ver a Android en su esta puro.

Este es un debate que viene de largo, y Google hace mucho tiempo que trabaja intentando que los fabricantes respeten lo máximo posible la experiencia de usuario del sistema operativo, aunque es muy complicado que un fabricante no desee también personalizar la interfaz del sistema.

En el Galaxy SII, por ejemplo, hemos de decir que desactivamos TouchWiz prácticamente nada más abrir el dispositivo, y eso es algo que en el Galaxy Nexus nunca veremos, ya que usa y usará la versión “pure Google” de Android.

Además, el Galaxy Nexus siempre contará con mejor soporte por parte del gigante de Mountain View, recibiendo siempre las actualizaciones mucho antes de que los fabricantes las adapten a sus interfaces y las distribuyan.

Conclusiones y aspectos generales

En definitiva, como hemos podido comprobar, estamos hablando de dos dispositivos que son primos hermanos, no sólo por los parecidos en diseño heredados de Samsung, sino también porquecomparten un hardware de características y potencia muy similares.

La calidad y la experiencia de uso es muy similar, y es que no encontraremos diferencias muy grandes en cuanto sonido, claridad en llamadas, reproducción multimedia o compatibilidad con contenido y juegos.

El Galaxy Nexus contará siempre con la baza de ser un dispositivo de Google, y esto incluye lo ya comentado de las actualizaciones y la falta de personalizaciones indeseadas de los fabricantes y operadoras.

Por si esto fuera poco, la integración entre hardware y software será inmejorable, ya que Google está detrás del desarrollo del sistema operativo utilizando como plataforma este dispositivo y añadiendo hardware de su gusto, como el chipset Texas Instruments.

Además, es un dispositivo más moderno, actualizado a su tiempo en especificaciones, añadiendoNFC, el LED multicolor para notificaciones, y montando una pantalla impresionante, en alta definición, y que deja a sus rivales a años luz. El Galaxy Nexus es, además, el único dispositivo que actualmente cuenta de manera oficial con Ice Cream Sandwich, con todo lo que eso supone en mejoras del propio sistema operativo.

Por su parte, el Galaxy SII también tiene la baza de ser el smartphone Android más vendido hasta ahora, con lo que eso supone en cuanto a soporte de la comunidad. Todavía espera la actualización a la última versión de Android, lo que le supondrá un rejuvenecimiento y una mejora palpable.

Además, es un dispositivo más contenido en tamaño, muy fino y con un diseño cuidado y muy ligero. El cristal frontal es Gorilla Glass, lo que le supone un plus a la hora de valorar la durabilidad, y es muy cómodo de llevar y usar.

Tiene una cámara mejor que la del Galaxy Nexus, y también memoria ampliable con tarjetas microSD, una especificación que se echa en falta en el dispositivo de Google.

En general, ambos dispositivos son muy recomendables, y la decisión es casi cuestión de gustos. Sin embargo y a día de hoy, si tenemos que mojarnos, nosotros elegimos al Galaxy Nexus, porque mantiene las principales virtudes de su hermano pequeño y añade su enorme pantalla, su integración entre hardware y software y la gran experiencia de usuario que proporciona Ice Cream Sandwich.

Ahora es cuestión de vosotros, los usuarios, el decidir si uno u otro.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. 3 julio 2012 a las 9:52 am
  2. 3 julio 2012 a las 5:55 pm
  3. 7 julio 2012 a las 2:17 pm
  4. 8 julio 2012 a las 6:33 pm
  5. 9 julio 2012 a las 11:38 am
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: