Inicio > General > Un adiós a alguien muy especial

Un adiós a alguien muy especial

25 abril 2012

Cubanitoweb

Estudioso incansable, profesor emérito de la ULA, padre abnegado, patriota increíble. La vida de Manuel López Figueiras llegó a su fin al mediodía de hoy 25 de abril de 2012, tenía casi 97 años.Solo la vejez y el deterioro normal de la edad pudo doblegarlo, nada podía con él, hasta los 90 años manejaba su carro sincrónicos, su risa y sus ojos se iluminaban cuando llegaba a visitarlo donde pasó sus últimos años, sabes quién soy?- le preguntaba- y asentía con la cabeza y su vista denotaba esa ternura y paciencia que solo los buenos hombres en su ocaso tienen, irradiaba bondad y tranquilidad por el deber cumplido en la vida. Ese fue mi Tío Manolo.

Gracias a él pude salir de Cuba y siempre me trató como un hijo, conversamos mucho y poco a poco pude conocer a este hombre, que la vida ingratamente, por ideologías y tiranías, me arrancó de mi lado por más de 30 años. Sufrió campo de concentración en España después de la guerra civil y exilio de su patria cubana (a la que jamás olvidó) y que tristemente no regresó jamás a ella, pues quería hacerlo cuando ya los Castros no tuvieran el poder, aquel que usaron para quitarle todo lo que tenía, dividir su familia y enviarlo al extranjero como un paria. Su vida es una perfecta odisea de constancia, estudio y voluntad, nada lo detuvo hasta lograr reunir a toda su familia en Venezuela y allí darle la educación a sus hijos.

Eminente profesor y botánico. En Cuba en el Jardín Botánico de La Habana hay plantas colectadas y clasificadas por él (ver http://www.uh.cu/centros/jbn/textos/17.html). También hizo estudios y publicó sobre Botánica Farmacéutica y su enorme trabajo realizado en los páramos merideños sobre líquenes. El laboratorio de Botánica de la ULA lleva su nombre y fue condecorado con la Orden Bicentenario de parte de la Universidad de Los Andes.

Uno de sus grandes amores era su patria de nacimiento: Cuba. A ella nunca la olvidó a pesar de dejarla atrás,  por más de 50 años. Patriota cabal y estudioso del apóstol José Martí, siempre conversábamos al respecto e intercambiábamos opiniones sobre la tragedia que ha sido el castrismo para los cubanos.

Me honra haberlo podido conocer y que haya sido mi tío, haber compartido con alguien tan especial en mi vida es una bendición. Ya no podré decirle :Jobaboo! y ver su sonrisa y sus ojos iluminados ante el recuerdo de su pueblo natal, no podré llevarle un helado o una galleta y ver como se la come como un niño ante una golosina, pero siempre, siempre, estará en mi memoria y allí vivirá conmigo como mi segundo padre y ejemplo de gallardía y hombría en la vida.

Católico practicante, siempre seguía las enseñanzas de Jesús y así vivió y murió.Hoy seguramente, mi Tío Manolo está sentado a la diestra del Todopoderoso, siendo bendecido por su gracia. Elevo desde aquí una plegaria para el hombre que fue Manuel López Figueiras, que pueda bendecirme siempre desde donde esté, y que alcance el descanso y la paz eterna. Gracias por tu vida Tío! 

Actualización

Desde Cuba su familia

Mi más sentido pésame para toda la familia, tio fue una luz en el mundo, nunca fue de ninguno de nosotros, fue de todos. por suerte su sangre todavía corre en Cuba y mientras la mía, de mi madre (que sin conocerlo lo admira y habla mucho de el) y mis hijos exista el será recordado en su patria natal. a el le debo mucho al igual que a su familia, y eso nunca se olvidará. Pero independientemente de todo me siento orgulloso de ser sangre de su sangre. El fue ejemplo de muchas cosas y poseedor de virtudes que todo ser humano quisiera tener. Solo lo vi 2 veces en vida. Pero los testigos pueden decir lo que sentí. Esa necesidad de llorar que no podia evitar con su vista, quizas solo pueda ser comparada con lo que sintió Martí al ver la Estatua de Bolivar en su plaza, puede sonar pueril, pero es lo que ocurre cuando alguien a quien admiras está plantado ante ti, te come su inmensidad, te traga y te convierte quizas en el átomo más pequeño e insignificante que pueda existir, ante tanta grandeza. Me tocó  mis manos y los hombros y se reía y decía, !Está grande y fuerte!, lo besé mucho, muchisimo, en solo 2 beses se fueron quizas mas de 20 besos, que ironía, sin saberlo me estaba despidiendo de el. Mario Félix y Evelyn, mis hijos , quizas no tienen mucha conciencia hoy en día de muchas cosas porque son muy pequeños y hay cosas que no pueden entender, pero tengan por seguro que sabran recordarlo y quizas, por que no? seguir su ejemplo. Porque en sus entrañas, ellos llevan un pedazo de ese apellido López aunque su documento de identidad no lo revele.
Que Dios los bendiga a todos y tengan por seguro que el está a la diestra de Dios, como el mejor, no se persignen, el sin duda está allí.
Truécase en Polvo el cráneo pensador, pero viven y se fructifican las ideas que en el se generan.  José Martí.

Hasta siempre tío, tu familia de Cuba hoy llora por ti.

Mayito y familia.

  1. virchow
    26 abril 2012 a las 3:19 pm

    Querida familia:
    La infausta noticia me agarra viajando de San Franciso a Los Ángeles. Sólo quiero decirles que también para mosotros fue un honor y una bendición haberlo conocido. Guardo en mi corazón su fortaleza y su ejemplo de hombre de bien de los que ya casi no quedan. Les mando un abrazo y siento de verdad que a todos mos acoge su protectora presencia.
    Un abrazo cariñoso de Luis Muñoz Fernández.

  2. Gladys
    26 abril 2012 a las 3:29 pm

    Querido Mario Manuel anoche me enteré de la triste noticia. Se nos fué Manolo, ese hombre sencillo y lleno de sabiduría, yo le decia Manolo tu eres un conocedor de tantas cosas, como le gustaban los idiomas, hizo casi un diccionario de freancés, y luego comenzó a estudiar portugues. Y los potajes que elaboraba le quedaban exquisitos. Así fue mi amigo Manolo. Se que allá esta muy bien acompañado con Emma y Manolito. Que Dios le haya recibido en su seno.

  3. virchow
    26 abril 2012 a las 8:53 pm

    La infausta noticia me agarró viajando. Igual que ustedes, puedo afirmar que tuve el privilegio de conocer a un hombre excepcional. Queda en mi corazón su fortaleza y ejemplo. Sé que a todos nos acoge su recuerdo imnorrable.
    Luis Muñoz Fernández.

  1. 25 abril 2012 a las 10:22 pm
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: