Inicio > Temas sobre Cuba > Ciberterrorismo en el asesinato de Laura Pollán

Ciberterrorismo en el asesinato de Laura Pollán

17 octubre 2011

Neo club press/Cubanitoweb

Tropas de choque arremeten contra Damas de Blanco

Tropas de choque arremeten contra Damas de Blanco

Dos variables explican, juntas o por separado, la extraña y repentina muerte  de Laura Pollán, líder de las Damas de Blanco. La primera, la que con más insistencia manejan los ciberactivistas exiliados, se refiere a la inoculación de un virus, o varios de ellos. Laura fue ingresada ya con un primer virus  matándola lentamente, y en el Calixto García contrajo, o le fue inoculado, un segundo. Esto sin abundar en lo que podría calificarse de negligencias, demoras o desidias intencionales, más allá del deplorable estado higiénico del hospital en cuestión, o su desastrosa infraestructura.

El bloguero Orlando Luis Pardo hace comentarios interesantes al respecto, vía  Twitter. Un resumen de ellos:  “¿Por qué el jefe de Terapia Intensiva le dio una entrevista de corre-corre a Iroel Sánchez, que ni siquiera es  periodista? (…) Sedada desde el primer instante, como para no escuchar nunca más su voz…  ¿Estable dentro de la gravedad? (…) ¿Por qué los partes médicos no iban reflejando que la muerte sería inevitable con esa cantidad de líquido acumulándose? ¿Hubo una falla renal? (…) Piel a punto de explotar: ¿en terapia se hizo algo para evitar esa inflamación incompatible con la vida?”.

La segunda causa está relacionada con la violencia física ejercida por el  oficialismo contra Laura, a lo largo de los últimos años. Pero sobre todo con la  ejercida durante el pogrom del pasado 24 de septiembre, cuando una turba de  mercenarios organizada por la policía política –hasta merienda recibió la  canalla– cercó su vivienda y la agredió, a ella y a otras Damas de Blanco  indefensas.  Circulan fotos por Internet donde puede apreciarse perfectamente el  rostro congestionado de Laura, señal del brutal esfuerzo físico al que debió  someterse para no derrumbarse bajo los cascos de la manada.

En ambos  casos, la responsabilidad del régimen castrista, esto es, la participación  directa de Raúl Castro y sus esbirros, resulta incuestionable. Pero quiero  referirme en este artículo, fundamentalmente, al papel jugado por el  ciberterrorismo oficialista en la muerte de Laura Pollán.

No podemos  olvidar que Laura enfermó poco después del pogrom antes mencionado. Pogrom que  fue instigado, y contó con el apoyo organizativo y mediático, de  ciberterroristas como Manuel Henríquez Lagarde y Yohandry Fontana (seudónimo).  Desde su blog Cambios en Cuba, como oportunamente informamos en Neo Club Press,  el primero llamó a violentar a las Damas de Blanco ese 24 de septiembre,
impidiéndoles asistir a la misa por el Día de la Virgen de la Mercedes, patrona  de los presos. En Twitter, el segundo (@Yohandry8787) llegó al extremo de  activar hastags como #HoyNoSalen, enfocados en impedir por medio de la violencia  que las Damas de Blanco asistieran a la iglesia. De esta manera, puede decirse  que ambos esbirros están directamente involucrados en la muerte de la líder de  las Damas de Blanco.

Ese día, con ese mitin de repudio, comenzó la fase  final del asesinato seriado de Laura Pollán.

Peligro: Una reflexión tras la muerte de Laura Pollán

La muerte de Laura Pollán ejemplifica el proceder de la tiranía, así hicieron con sus propios compañeros cuando les molestaron, entonces, ¿qué no harán con los opositores? Van a usar todo tipo de herramientas para eliminar físicamente a la oposición, accidentes, enfermedades, broncas en las que el opositor no tiene nada que ver, pero que se forman a su alrededor.

Hay que andar por las calles acompañados, en la cárcel tratar por todos los medios de no tomar ni comer nada, porque esa es la vía para ntroducirle al opositor una enfermedad mortal, y luego los represores se lavan las manos. Eso lo aprendieron de la KGB de la Unión Soviética.

Hay que hacer una base de datos con la información de todos los que tienen que ver con la represión en Cuba, policías, sicarios, agentes de la Seguridad del Estado, personal de salud, con sus fotos, nombres, direcciones, para cuando termine la tiranía llevarlos ante la justicia. Y cuando se tenga la base de datos, de alguna forma informárselo, para que sepan que están fichados y piensen dónde se van a meter cuando mueran los Castro.

Los Castro no tienen salida, están tan embarrados de sangre que van a echar la pelea hasta la muerte. Por ello van a recurrir a todo lo que tengan que recurrir para mantenerse en el poder. Mucho cuidado, valor e inteligencia: la rata cuando está acorralada es peligrosa.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 17 octubre 2011 en 8:34 am
  2. 13 noviembre 2011 en 4:31 am
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: