Inicio > Temas sobre Cuba > Wikileaks: Cuba carece de recursos para sobrevivir más de dos años

Wikileaks: Cuba carece de recursos para sobrevivir más de dos años

10 diciembre 2010

Agencias/Cubanitoweb

La crisis financiera global y la incapacidad para atender la servidumbre de su cuantiosa deuda externa agravarán la situación económica de Cuba hasta extremos que pueden ser “fatales en dos o tres años”, informó el diario español El País citando papeles de Wikileaks.

Este es el pronóstico de los representantes en La Habana de dos países acreedores, Francia y Japón, y de los consejeros comerciales de China, aliado político y comercial del régimen, España, Brasil, Italia y Canadá, principales inversores en la Isla después de Venezuela.

Pese al sombrío futuro es improbable una liberalización sustantiva, señala el cable de la Sección de Intereses de Estados Unidos número 248021, fechado en febrero de este año, que recoge las conclusiones del almuerzo organizado por el consejero político y económico de la legación norteamericana con los siete técnicos internacionales acreditados en Cuba.

La previsión del italiano es alarmante: “Italia dice que sus fuentes en el gobierno de Cuba sugieren que Cuba podría ser insolvente en el 2011”.

Al consejero chino le exaspera la rigidez cubana. “Un dolor de cabeza”, dice.

Las aperturas estructurales que facilitarían el despegue de la centralizada economía comunista no acaban de ejecutarse, mientras el gobierno de Raúl Castro “se retuerce las manos en las indecisión porque teme las consecuencias políticas de cambios largamente demorados”, escribe Jonathan D. Farrar, jefe de la Sección de Intereses, al resumir la opinión de sus colegas.

El cultivo privado de tierras ociosas, una reforma potencialmente significativa, aplicada en 2009, no ha sido efectiva por la inexperiencia de los adjudicatarios y la carencia de maquinaria, capital y mercados.

Los consejeros calculan que si “la inestable Venezuela” reduce significativamente su ayuda económica, centrada fundamentalmente en el envío de cerca de 90.000 barriles diario de petróleo, Cuba podría verse abocada a reformas similares a las aplicadas, a la fuerza, durante el Período Especial de principios de los noventa.

El régimen perdió entonces los multimillonarios subsidios soviéticos y casi quiebra.

“El pueblo cubano ha nacido acostumbrado a los tiempos difíciles y responderá a las próxima convocatoria oficial a apretarse el cinturón con similar aguante”, anticipa Farrar en su informe al Departamento de Estado.

Oficialmente, la situación financiera no es tan crítica, teniendo en cuenta el embargo norteamericano de hace medio siglo y los dos golpes demoledores de 2009: dos huracanes que consumieron miles de millones de euros en pérdidas.

El pasado dos de noviembre, durante la inauguración de la feria comercial de La Habana, el ministro de Comercio Exterior, Rodrigo Malmierca, afirmó que en los nueve primeros meses de 2009 al crecer las exportaciones y caer radicalmente las importaciones, el déficit fiscal se redujo en 2.949 millones de euros.

Las valoraciones recogidas por el anfitrión estadounidense son pesimistas, discurren en la dirección contraria a la comentada por el ministro, y coinciden en mencionar el creciente protagonismo de las Fuerzas Armadas al frente de las empresas estatales.

“La economía cubana está progresivamente manejada por ingenieros militares que son capaces de llevar el día a día de los negocios, pero no tienen la visión de promover reformas que saquen al país del desorden económico y la economía centralizada”.

Los consejeros comerciales dicen que la dirección económica ha sido más centralizada aun y los ministerios económicos restringen las consultas.

“El francés se quejó de que las finanzas del gobierno cambiaron del Banco Central al ministerio de Economía y Planificación, y que con ese cambio ya no tiene acceso ni a la información, ni a los funcionarios”.

Cuba redujo drásticamente las importaciones, con la consiguiente pérdida de mercancías y artículos antes a disposición de la sociedad, e instó a la mayor productividad local, a todas luces insuficientes para cubrir las apatencias y necesidades de una población de 11 millones de personas.

El consejero comercial español argumentó en el almuerzo que apenas hay espacio en Cuba para reducir sus importaciones después de un recorte del 37% en el 2009. Sólo se salvan las compras básicas.

“Los problemas de cobro afectan a todos los países. A pesar de haber reestructurado toda su deuda oficial en 2009, Japón no ha recibido ningún pago. Incluso China admitió tener problemas para cobrar a tiempo y se quejó de las peticiones cubanas de extender las condiciones de los créditos de uno a cuatro años”, continúa el informe a Washington.

Los chinos desaprueban la rigidez cubana en la constitución de empresas mixtas.

“No importa si la inversión extranjera en un negocio es de diez o cien millones de dólares, la inversión del gobierno de Cuba siempre se subirá hasta el 51% (para ejercer el control de la sociedad)”, dijo el consejero comercial chino con visible exasperación”, según reproduce Farrar.

“Cualquier discusión acerca de reformas tipo chino, fundamentalmente las referidas a la inversión extranjera, son difíciles, un dolor de cabeza”, dice el chino.

El almuerzo prosigue con adivinanzas sobre la orientación de la política cubana.

El consejero canadiense aventura que, contrariamente a Fidel Castro, Raúl necesita de “la maquinaria” del Partido Comunista (PCC) para implementar los cambios, se abunda sobre “la variable venezolana”.

Mientras, el encargado de redactar el informe sobre Cuba para el Departamento de Estado, Jonathan D. Farrar, lo concluye así: “El gobierno cubano continúa confuso, en gran medida porque sus líderes están paralizados por miedo a que con las reformas perderán el poder al que se han aferrado durante más de 50 años”.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 10 diciembre 2010 en 7:06 am
  2. 10 diciembre 2010 en 9:31 am
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: