Inicio > Temas sobre Venezuela > Diego Arria: Mugabe, Al Bashir, Kambanda y Chávez

Diego Arria: Mugabe, Al Bashir, Kambanda y Chávez

4 julio 2010

El Nuevo Herald/Cubanitoweb

Diego Arria

¿Qué tiene Hugo Chávez en común con estos personajes africanos? De partida no es igual a ninguno de ellos pero después de más de 10 años en el poder se acerca peligrosamente al comportamiento inicial de ellos. Veamos rasgos que les son comunes y saquen sus conclusiones.

Robert Gabriel Mugabe de Zimbabwe: Lleva 30 años en el poder y desde el año 2000 inició un programa radical de invasiones de las tierras más productivas con un ente similar al Instituto Nacional de Tierras de Venezuela –que se ha robado 2.5 millones de hectáreas. Ha aplicado una política de apartheid despojando a los agricultores blancos –oligarcas para Chávez– de sus tierras haciendo colapsar lo que fue una economía muy prospera. Hoy al igual que Venezuela importa más del 70% de los alimentos que consume –sufre desabastecimiento severo y registraba la inflación mas alta del mundo antes de ser superado por Venezuela.

Mugabe financia y apoya milicias –especialmente de jóvenes– para aterrorizar a los disidentes y para saquear a bodegueros, carniceros, finqueros, industriales y comerciantes, a los que les confiscan sus productos, pertenencias y propiedades, que entregan a sus seguidores. Son los llamados Green Bombers –sus homónimos venezolanos son los Círculos Bolivarianos y milicias– que gozan de inmunidad judicial y policial y que emplean en organismos militares y policiales. A pesar de los desmanes cometidos por Mugabe la Organización de Estados Africanos –la OEA de ese continente– se ha negado a censurarlo. Igual que la OEA nuestra al régimen venezolano.


Omar Hassan al Bashir, presidente de Sudán: Tiene el dudoso “honor” de ser el primer imputado por la Corte Penal Internacional por la promoción de crímenes contra la humanidad en Darfur, donde ya han muerto de 200 mil a 400 mil personas. Otros delitos incluyen transferencia forzosa del territorio –exilio–; promoción de ataques a la población civil y de saqueos con apoyo de fuerzas militares, policiales y de milicias. Hugo Chávez en la Cumbre Arabe Latinoamericana calificó la sentencia de la Corte como “un horror judicial y una falta de respeto a los pueblos del tercer mundo. Lo hacen –dijo– porque es un país africano conocido por su animosidad contra los Estados Unidos”. Este coronel golpista –igual que el teniente coronel venezolano– detenta el poder desde 1989.

Jean Kambanda, ex primer ministro de Ruanda: Primer ex jefe de Estado en ser condenado a cadena perpetua por un Tribunal Penal Internacional por la comisión de genocidio y crímenes contra la humanidad. Igualmente racista, utilizaban el color de la piel para fines de identificación étnica ya que sus víctimas la etnia Tutsi –el grupo minoritario– tenían piel mas clara que la mayoría de la población Hutu.

Kambanda promovió como política de Estado una campaña de odio y de violencia que le costó la vida a unas 800 mil personas. Su periódico Kangura y las dos estaciones de radio y televisión Radio Ruanda y Televisión Libre Mil Colinas fueron las mas utilizadas durante el genocidio ocurrido en 1992. Sus principales comunicadores recibieron igualmente cadena perpetua. Las televisoras y radios del régimen venezolano son aprendices aprovechados de Mil Colinas. Kambanda y sus secuaces utilizaban el término “inyenzi” –cucaracha– para referirse a los Tutsi –Chávez hace mención de “escuálidos que barreremos y liquidaremos”.

Estos tres casos representan, al igual que el proceso a Slobodan Milosevic, una advertencia de que la comunidad internacional no tolera más la impunidad por la violación de los derechos humanos de los gobernantes que abusan del poder. Ya no podrán retirarse al sur de Francia como en el pasado ni viajar libremente sin correr el riesgo de ser apresados como lo fue el general Pinochet en Londres.

Durante mi permanencia en el Consejo de Seguridad de la ONU participé en los procesos de Somalia, Ruanda, Sierra Leona y el Congo cuando aprendí lo suficiente para rechazar el prejuicio racista tan extendido que al confrontar a países como el nuestro con los casos de Darfur, o Ruanda o el Congo la reacción es: sólo los africanos –cuando no los llaman negros– son capaces de esas barbaridades. Pues se equivocan, intervine también en los conflictos en Bosnia, Croacia y Kosovo –en el medio de Europa– donde los criminales y las víctimas eran todos blanquitos y de ojos azules. Los fanáticos pueden incendiar a cualquier grupo. Hugo Chávez lleva diez años utilizando los medios de comunicación incitando a la violencia y practicando el apartheid como política de Estado.

Al inicio no fue fácil anticipar el desarrollo de las tragedias de Ruanda, Darfur Zimbabwe, Somalia, Congo, Sierra Leona; sin embargo, en Venezuela el propio teniente coronel Hugo Chávez se ha encargado de mostrarle al mundo que no tiene nada que envidiar en materia de destilar odio, por lo que cualquier parecido suyo con estos infames personajes no es pura coincidencia.

Diego Arria es ex embajador de Venezuela ante la ONU

Anuncios
  1. cubanitoweb
    4 julio 2010 en 8:58 am

    Chávez es un resentido social que usa el odio de clases para mantenerse en el poder como política de estado. Los casos de La Hojilla y Los papeles de mandinga, como verguenzas nacionales,son trasmitidos diariamente por la emisora televisiva Venezolana de Televisión, donde hasta se dan acciones que va a tomar el gobierno antes de ser publicadas en Gaceta oficial. Son ejemplos del odio y la discriminación hacia la población venezolana.

  1. 4 julio 2010 en 8:18 am
  2. 4 julio 2010 en 8:34 am
  3. 4 julio 2010 en 10:46 am
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: