Inicio > Temas sobre Venezuela > Las Verdades de Miguel

Las Verdades de Miguel

2 julio 2010

Verdades de Miguel/Cubanitoweb

La mala hora del Gobierno revolucionario. ¡Qué difícil resulta para algunos aceptar la verdad! Les costará, pero si quieren salvar el proceso no tendrán más remedio que admitirla; allí está la evidencia, dolorosa, aguijoneando en carne viva. No se debe perder el tiempo en buscar excusas. Que no se busque un responsable en la oposición. Es embuste de que el caso PDVAL se sabía con suficiente antelación y que los opositores esperaron con miras a los comicios del 26S para utilizarlo como un arma letal contra la aspiración oficial de imponerse en esas elecciones. Los contenedores quedaron al descubierto fortuitamente cuando una comisión del Cicpc pesquisaba otro caso en Puerto Cabello. Tan pronto se supo de los alimentos con vencimiento cumplido se echó mano a la práctica de la solidaridad automática. Estuve revisando la prensa de los años setenta y me encontré con una situación semejante enfrentada por CAP, quien ante las denuncias contra Corpomercadeo (una empresa creada por su gobierno con objetivos muy similares a los que ahora alientan a PDVAL), terminó defendiendo a sus directivos. Pérez consideró que había un interés malévolo tras la denuncia porque, a su parecer, los denunciantes buscaban reestablecer el monopolio de la comercialización de los productos alimenticios. Han pasado más de 30 años y la historia vuelve a repetirse. El Gobierno no ha sido transparente en el trato del caso. Distinto habría sido si toda la directiva de Pdvsa hubiera sido sometida a investigación y sus miembros separados de sus cargos para garantizar que las indagaciones se realizaran sin presión alguna. Decir que PDVAL es objeto de un ataque criminal por quienes denuncian el caso de los alimentos descompuestos, es proteger a quienes están implicados en el asunto. El caso de PDVAL va más allá de los compromisos adquiridos al calor de cenas ofrecidas en los más costosos comederos de la capital. La inteligencia social conoce de esas reuniones, donde un empresario de origen árabe trazaba los contratos para traer los alimentos cuestionados; allí se repartían las jugosas comisiones. Ahora, irónicamente, quiso la Providencia que el caso de los contenedores coincidiera con el cierre de las casas de bolsa.

¿Qué tiene que ver una cosa con la otra?, se preguntarán ustedes: ambos casos se tomaron como punta de lanza en un encarnecido combate librado en el seno del Gobierno, y no por diferencias ideológicas; allí se dirimen las supremacías económicas. Si existe el informe de las casas de bolsas, quién lo elaboró y lo hizo llegar a las más altas instancias. Está claro que la intención era dejar fuera de combate al grupo financiero. Un empresario de origen árabe, residenciado en oriente, es el eje central en el caso de los contenedores. Mientras, un empresario venezolano residenciado en Miami y dedicado a la actividad financiera, es el centro en el caso de las casas de bolsas. A la facción comprometida en este último caso se le atribuye el haber puesto al descubierto lo de la comida descompuesta con el fin de golpear a quienes informaron sobre las casas de bolsas. Esa camarilla se cobró un golpe bajo. La sangre no ha llegado al río, pero llegará. Si lo de las casas de bolsa es execrable, no menos infame es el caso PDVAL. Conocer sus intríngulis puede generar un escándalo de proporciones incalculables. Si yo estuviera en el pellejo del jefe de Estado correría ese riesgo. Evitando la solidaridad automática se salvaría la República, de lo contrario todo estaría perdido. La complicidad es contrarrevolucionaria porque protege a los enemigos del pueblo. Se incurre en una grave equivocación si se insiste en achacar a la oposición la paternidad de la denuncia de ambos casos. Seguir pensando que la denuncia es intrínseca a la oposición es subestimar al movimiento popular. Que la denuncia subvierte, claro que subvierte, pero toma el camino revolucionario si se derrotan las complicidades porque permite ubicar el tumor y en consecuencia, extirparlo. La verdad hay que decirla por dura que sea. Qué se puede esperar de quienes conducen este proceso si no conocen sus fortalezas y debilidades. Pienso que si se antepone el argumento insulso y mediocre ante la denuncia, entonces no se lucha en contra de quienes se sirven de la revolución para delinquir. Debo deducir que hay una sola razón para permanecer de brazos cruzados, y esa razón es el miedo. Sé que no es fácil enfrentar la miserable condición humana y sostenerse. Estamos obligados a desestimar el miedo. Estoy consciente de que escribir duele, hace daño, mortifica, pero si nos asalta el miedo es mejor dedicarnos a otra cosa. El Gobierno tiene en sus manos cómo desentrañar lo denunciado y miren que la sorpresa va a ser enorme.

Anuncios
  1. Patricia
    13 agosto 2010 en 1:36 pm

    El problema es múltiple. Cuando Carlos Andrés Pérez nosotros los venezolanos, sufríamos un gobierno capitalista corrupto. Ahora, lo sufrimos comunista corrupto, lo cual es muy diferente.
    El comunismo es tan indeseable, que cuanto más puro y honesto sea, es peor.

  2. Carlos Rivas
    29 agosto 2010 en 8:07 am

    No podemos olvidar que Mi comandante Chavez gano para mejorar al pais. Pero ahora resulta que despues de 11 años somos el unico pais de latinamerica que esta en resecion y crisis economica. Mi comandante nos dice que nos alegremos que la caida del PIB fue -1.5%,cuando en otros paises el presidente estaria angustiado mi comandante esta feliz. Mi camarada Izarra se Rie de que nuestro pais se asesinen a 16.000 personas en un año. Jose Vicente Avalos quiera ser Parlamentario por Sucre cuando el no ha dicho en donde estan los 40 mil millones de bolivares del Hospital Perez de Leon. Que la esposa de Diosdado Cabello Quiere ser diputada por un Estado y el Esposo Diosdado en Otro estado?.

  3. Carlos Rivas
    29 agosto 2010 en 8:13 am

    No entiendo porque los LIDERES DEL PSUV NO VAN A HOSPITALES PUBLICOS O A LOS CDI. Cuando a Lina Ron se enfermo fue a Clinicas Caracas. Giordani esta en tratamiento en la Clinica LA Floresta. Cuando choco Jorge Rodriguez con su Audi 500 lo llevaron a Clinica Avila, ahora choco con su moto y lo llevaron a la Clinica LA Floresta. CUANDO el PAPA DEl comandante le dio el infarto lo llevaron a la CLINICA CARACAS. EL diputado Tascon estaba recluido en la clinica La Floresta en tratamiento.
    SEÑORES CAMARADAS LIDERES DEL PSUV El comunismo es todo por igual O NO ES ASI.
    DIGAN PORQUE NO LES GUSTA LOS HOSPITALES PUBLICOS???

  4. emilia
    16 noviembre 2010 en 3:18 pm

    Los ilicitos, crimenes y toda lo insufrible de los gobernantes en Venezuela, nada tiene que ver con la teoria del comunismo, sistema que no se ha dado en ningun pais, asi lo hayan tomado de ideologia en distintos gobiernos como china, urss, cuba, etc. En esos paises se dio una revolucion que luego fue traicionada, esa es la verdad…Para los ignorantes el comunismo es vivir en comunidad, sentirnos semejantes.. en nuestro pais, no existe ni socialismo y menos comunismo…es solo una mampara de dichos ideales para enajenar y manchar la verdad de esa busqueda, que implica un mundo sin fronteras, sin explotacion del hombre por el hombre, sin consumismo, sin excluidos, sin corrupcion… ese anhelo vencera o entonces si perecera la especie humana….

    • cubanitoweb
      17 noviembre 2010 en 5:35 am

      Bueno pero perecerá entonces bajo el comunismo por que sencillamente no puedes ser conciencia antes que ser. Las revoluciones no creo fueran traicionadas, como la venezolana, fue tomada por asalto por resentidos sociales que mintieron miserablemente diciendo que no lo eran. De eso hay ejemplos suficientemente documentados, aquí lo hemos mostrado. El comunismo o el socialismo no existe, nunca existió en la faz de la tierra, es solo la manipulación de los pueblos por un líder que se cree el dueño de su patria y de la vida de sus ciudadanos, rodeado de adulantes que se benefician de ello y medran con las necesidades de los oprimidos por la dictadura, es solo una justificación teórica para realizar este abuso de poder una utopía de fé con la manipulación de los más necesitados en sus esperanzas.

      • Edgar Zabaleta
        30 noviembre 2010 en 1:05 pm

        consigno casi el cien por ciento de lo dicho en el comentario antrior, esta revolución no ha servido para resolver los grandes problemas de la la mayoría de los Venezolanos, sino para enriquecer a una cuerdas de cacos arribistas, que han saciado sus afanes de riquezas masacrando el erario público, en medio de la mayor impudicia. Mientras que la mayoría de los Venezolanos nos ahogamos en mar de miseria física y moral.

      • verde
        3 enero 2011 en 9:18 pm

        LA RAZON TE ASISTE, HAS DICHO UNA REAL VERDAD, PERO UN PUEBLO IGNORANTE JAMAS SALDRA DE ELLA PORQUE NO VE MAS ALLA DE SUS NARICES,Y EL MIEDO ES LIBRE, PERO AQUI NO HAY MIEDO AQUI LO QUE HAY SON COBARDES Y ADULADORES,

  5. edgar zabaleta
    30 noviembre 2010 en 7:37 pm

    Sencillamente que esta revolución ya sea socialista o lo que sea, no ha servido para resolver los grandes problemas de las mayorías de los Venezolanos, sino para Enriquecer a unos oportunistas cacos arribistas que han saciado sus afanes de riquezas, para lo cual han masacrado sin misericordia alguna al erario público en medio de la mayor impudicia. Mientras tanto la mayor parte de Nosotros, nos ahogamos en un mar de miseria física y moral.

  1. 2 julio 2010 en 7:56 am
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: