Inicio > Temas sobre Cuba > Otro Pedro Luis Boitel en Cuba

Otro Pedro Luis Boitel en Cuba

24 febrero 2010

Cubanitoweb

Prisionero de conciencia, muere de hambre tras una huelga

Video de la madre de Orlando Zapata Tamayo, disidente político que muere tras 86 días en huelga de hambre. Sin Comentarios.

POBRE DEL GOBIERNO QUE LE TEME A LAS IDEAS! POBRE DEL GOBIERNO QUE DEJA MORIR DE HAMBRE A ALGUIEN QUE LUCHA SOLO POR SUS DERECHOS HUMANOS!.ASESINOS!.

Más información en este post: Morir a plazos

Opositores indignados por la muerte “evitable” de Orlando Zapata (Diario de Cuba)

(Actualización) El fallecimiento del preso político Orlando Zapata Tamayo tras 86 días en huelga de hambre ha provocado la indignación de opositores y exiliados, que consideran que se trató de una muerte “evitable”.

Zapata Tamayo, un albañil de 42 años que cumplía varias condenas, falleció este martes en el Hospital Hermanos Amejeiras, de La Habana, a donde fue trasladado el lunes por la noche desde el hospital de reclusos de la prisión Combinado del Este debido a su gravedad.

“Pido al mundo que exija la libertad de los demás presos, de los demás hermanos que se encuentran encarcelados injustamente, para que no vuelva a suceder lo que ha sucedido con mi hijito”, dijo la madre del preso político, Reina Luisa Tamayo, en declaraciones grabadas por la bloguera Yoani Sánchez en la sede de Medicina Legal.

En otras declaraciones, a Univisión Radio, de Miami, Tamayo hizo un llamado a los miembros de la disidencia interna de la Isla “para que acompañen a esta madre en su dolor de haber pedido a su hijo asesinado premeditadamente”.

“Que dejen llegar a los hermanos”, pidió a las autoridades. “Esta madre pide a los hermanos de la oposición interna del país que la acompañen hasta los últimos momentos, antes de que otra cosa suceda en esta familia y tengan que pasar una ametralladora”.

Las autoridades mantenían retenidos en sus casas a varios miembros de la oposición interna en Holguín el martes por la noche. Otros había sido arrestados para evitar protestas.

Esta es la primera vez que un opositor al régimen muere durante una huelga de hambre desde que Pedro Luis Boitel, dirigente estudiantil que combatió a los gobiernos de Fulgencio Batista y Fidel Castro, perdió la vida en una cárcel en 1972.

“La gente está indignadísima, lo que se está planteando es un duelo nacional, durante el tiempo que se expongan (los restos) y estar en ayuno todos permanentemente”, dijo a la AFP Héctor Palacios, uno de los 75 presos políticos condenados en 2003, quien conoció a Zapata en prisión y ahora se encuentra en licencia extrapenal por motivos de salud.

“Me siento como aplastado por el dolor”, Zapata “no tuvo otra alternativa que decidirse por la huelga de hambre, las autoridades no se compadecieron de él, lo dejaron morir”, agregó.

“Este es un mal recado que en medio de la Cumbre que se está desarrollando en México (Grupo de Río) le llega al mundo, que en Cuba en este momento acaba de morir un hombre por falta de atención. Es un crimen político”, añadió Palacios.

Laura Pollán: ‘Nunca pensamos que el gobierno lo dejara morir’

Oscar Espinosa Chepe, otro de los 75, también liberado por causas de salud, dijo que “esto es una prueba más de la crueldad de las autoridades cubanas”.

“No tienen ningún límite en su odio hacia las personas que luchamos por los derechos humanos de forma pacífica”, dijo Espinosa Chepe.

“Tememos que esto se vuelva a repetir porque los presos políticos y de conciencia cubanos están en terribles condiciones”, advirtió.

Esta muerte “es una consecuencia más de este sistema, despiadado, un sistema que no tiene medida, de personas que por mantener un poder absoluto llegan a estas posiciones, a estos puntos de extrema crueldad”, finalizó.

Varios opositores se reunieron este martes en la casa de Laura Pollán, portavoz de las Damas de Blanco y esposa del preso político del Grupo de los 75 Héctor Maseda.

“Nunca pensamos que el gobierno lo dejara morir”, dijo Pollán, según un video grabado por el músico Ciro Díaz, de Porno para Ricardo, y la bloguera Claudia Cadelo.

Orlando Zapata Tamayo fue condenado en 2003 a tres años de cárcel por desacato y otros cargos. En prisión fue sometido a otros juicios y las condenas llegaron a sumar más de 30 años. Inició su huelga de hambre el pasado 3 de diciembre para protestar por los continuos abusos de que era objeto. Un día después, fue trasladado de la Prisión Provincial de Holguín a la cárcel Kilo 8, de Camagüey, popularmente conocida como “Se me Perdió la Llave”.

“Durante casi todo el mes de enero estuvo en un calabozo estrecho, oscuro, sin agua ni electricidad en la Prisión Kilo 8”, dijo el activista Juan Carlos González Leiva, del Consejo de Relatores de Derechos Humanos.

“Allí estuvo durmiendo en el suelo, entre insectos y roedores. Sus pertenencias están todas devoradas y llenas de excrementos de ratones”, añadió.

De acuerdo con González Leiva, Zapata recibió más de diez “salvajes palizas” durante sus siete años de encierro, “solamente por defender los derechos humanos contenidos en los pactos internacionales de derechos civiles, políticos, sociales y culturales y gritar consignas como ‘Abajo la dictadura’ y ‘Vivan los derechos humanos’.

En un comunicado, el líder opositor Oswaldo Payá dijo que Zapata sufrió “muchos ultrajes, desprecios racistas, golpizas y abusos”.

“Zapata fue asesinado, lentamente, durante muchos días y muchos meses en todas las prisiones en las que le confinaron”, afirmó. “No era un terrorista, ni conspirador, ni usó la violencia”.

“Con su huelga de hambre (…) reclamaba un trato mas digno y más humano para el y para todos los prisioneros. La respuesta del gobierno de Cuba, como siempre, fue la arrogancia y el desprecio, esa arrogancia fatal que también es criminal”, dijo Payá.

El líder del Movimiento Cristiano Liberación denunció al gobierno “por ser responsable del encarcelamiento injusto y arbitrario y muchos abusos y ultrajes contra Zapata”; a los “verdugos carceleros y a los agentes de todos los cuerpos represivos que ejecutaron con sadismo esta acción lenta pero igualmente criminal”; a los “tribunales que tuvieron la inmoralidad de condenarle y nunca la decencia de defenderle como ser humano mientras sufría, como muchos prisioneros un verdadero régimen de tortura psicológica y física”.

Asimismo, a “todos los que son protagonistas en los medios de prensa oficiales y oficiosos y sus secuaces en el mundo de la cultura, que con sus repugnantes mentiras y silenciamientos justifican, alientan y hacen posible estos crímenes y el crimen mayor que sufre todo el pueblo cubano”; “a todos esos gobiernos y estados que en este continente y en el mundo junto a muchas instituciones y personajes, prefieren la relación armoniosa con la mentira y la opresión a la solidaridad abierta con el pueblo cubano. Todos son cómplices de lo que ocurre y de lo que ocurra”.

“Denunciamos a todos aquellos que dentro y fuera de Cuba por cobardía, egoísmos y otras miserias, no tienen el pudor de apoyar a los que luchan, sufren y mueren por defender los derechos y la dignidad de todos. Todos esos también mataron a Zapata”, dijo Payá.

Exiliados responsabilizan al gobierno

En Miami, la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA) calificó la muerte del disidente como un “hecho lamentable” y enfatizó que “la responsabilidad total cae en el gobierno de Raúl y Fidel Castro porque son ellos los que determinan la vida y la muerte de los presos políticos”, informó EFE.

Omar López Montegro, director de derechos humanos de la FNCA, dijo que es una “vergüenza” que en el siglo XXI se permita que un gobierno deje morir a un ser humano en esas condiciones sin que haya consecuencias por ese proceder.

“Creo que esto debe ser muy significativo sobre todo para la Unión Europea en momentos en que se está revisando la Posición Común hacia Cuba, las cosas no han mejorado, han empeorado”, comentó el activista.

Recordó que Zapata Tamayo estaba exigiendo que se cumplieran en su caso las reglas mínimas de tratamiento a los reclusos aprobadas por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

“Cómo se puede esperar que el gobierno cubano respete un tratado internacional, cuando ni siquiera es capaz de respetar la vida de un ser humano y aplicar una norma aceptada y reconocida internacionalmente”, manifestó López Montenegro.

“La negativa del régimen castrista de acceder a sus exigencias de respeto a sus derechos, la falta de asistencia médica y el desprecio por la vida humana constituyen un crimen más en el abultado expediente del régimen de los hermanos Castro”, afirmó por su parte el Consejo por la Libertad de Cuba (CLC) en un comunicado.

El grupo consideró bochornoso que presidentes electos escojan reunirse con Raúl Castro, hablar de cooperación mutua y restablecer la red hotelera cubana, “cuando un humilde obrero, prisionero de conciencia, muere en huelga de hambre”.

El CLC también responsabilizó al régimen cubano y todos aquellos que “con su complicidad facilitan que esta dictadura siga perpetuándose, a pesar de 51 años de abuso al pueblo cubano”.

En una nota de prensa, el presidente del Partido Demócrata Cristiano de Cuba, Marcelino Miyares, dijo compartir “el dolor de todo el pueblo cubano por la perdida de la vida” de Zapata Tamayo.

“Nos unimos en oración por el descanso del alma de Orlando Zapata, y a través de este medio compartimos con todos nuestros compatriotas, de dentro y fuera de Cuba, la admiración por una vida heroica, la indignación por todas las arbitrariedades e injusticias que no le dejaron otro camino que el martirio, y el profundo dolor que sienten sus familiares y amigos por esta pérdida”, dijo Miyares.

En Madrid, La Plataforma Cuba Democracia ¡Ya!, que agrupa a exiliados en España, convocó para este miércoles a la cinco de la tarde un acto ante la Embajada de Cuba para expresar su condena por el “asesinato de Estado” del que ha sido víctima Zapata Tamayo.

“Han asesinado a un hombre que tenia los brazos atados, los mismos brazos que aguardan la esperanza de toda una nación, que nadie se engañe, la lucha por la democracia y la libertad continuará”, declaró la organización en un comunicado, informó Europa Press.

“Cuba Democracia ¡Ya! hace un llamado a todos los cubanos a continuar hoy más que nunca los anhelos de Orlando Zapata, una vida más que se lleva por delante la tiranía del pueblo cubano”, añadió.

Anuncios
  1. cubanitoweb
    24 febrero 2010 en 8:49 am

    Y ahora que dirán todos esos izquierdosos trasnochados que adoran a los Castros? Qué dirán los presidentes de esa inmateria que es nuestra latinoamérica que permiten que un castro les dicte cátedra y se sientan y fotografían a su lado?. Que clase de verguenza pueden tener estos seres? A Ghandi lo hicieron héroe por sus famosas huelgas de hambre, la no violencia por luchar por sus derechos, entonces: Orlando Tamayo muere por sus ideas, muere por sus derechos, es otro Ghandi.
    Gloria a los que mueren defendiendo sus derechos!.
    Oprobio para sus calumniadores!
    VIVA CUBA LIBRE
    ABAJO EL COMUNISMO
    ABAJO LOS CASTRO

  2. pj
    28 febrero 2010 en 4:41 pm

    Solidaritad con disidentos cubanos. Eslovaqos escritores.

  3. pj
    28 febrero 2010 en 4:43 pm

    Solidaritad con disidentos cubanos. Conocemos en la Eslovaquia que significa comunismo. Solidaritad!

  1. 24 febrero 2010 en 7:48 am
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: