Inicio > Temas sobre Cuba > De cazadores a cazados

De cazadores a cazados

13 noviembre 2009

Generación Y/Cubanitoweb

Como decía el apóstol “Es la hora de los hornos y no se ha de ver más que la Luz” , el miedo que durante tanto tiempo han sembrado bajo la piel, por medio de un comtrol total de la vida de los ciudadanos, va poco a poco cediendo,ahora el miedo pasa a los acosadores, a los abusadores, a los fascistas. Cada vez más la sociedad señala sin miedo a estos seres que, a fuerza de tratar de mimetizarse, vigilan y espían a sus conciudadanos sin el más mínimo de pudor, son los chivatos, los segurosos, esa pléyade de asquerosos seres que tanto daño han hecho y hacen en las sociedades comunistas. Ejemplo de eso está en la famosa KGB soviética, la Stasi de la RDA, el G2 cubano y más cerca la Disip venezolana, convertida en nido de ratas y seres mal vivientes a los que se les teme más por ser malandros uniformados.. Es la hora Cuba, al perder el miedo las sociedades, los sátrapas y los apapipios (como eran llamados estos espías de poca monta en la época de Gerardo Machado), huyen, se esconden, se esfuman. El guapo del barrio solo lo es hasta que llega el alfeñique y lo entrompa de frente, sin miedo, a partir de allí no es más que un reptil en retirada. Pero cuando la que entrompa es una mujer, con ovarios superiores, la retirada es más patética, como suele ser en una sociedad machista como la cubana. Este artículo de Yoanis Sánchez, desenmascara algunos de esos seres lastimosos, le da rostro, nosotros se lo reproducimos para ustedes.

SERES DE LA SOMBRA

Después de lo ocurrido el pasado viernes, he decidido sacar a la luz
una serie de fotos de personas que me vigilan y acosan.

Yoani "acosando a sus acosadores"Mi relación con el cine siempre fue desde las butacas, en la penumbra de una sala donde se escuchaba el sonido de un viejo proyector. Se mantuvo así hasta que comencé a vivir mi propia película, una especie de thriller de perseguidores y perseguidos, donde me toca a mí escapar y esconderme. El motivo de tan repentino cambio de espectador a protagonista ha sido este blog, ubicado en ese amplio espacio -tan poco abordado por el celuloide- que es Internet. Me desperté hace dos años con ganas de escribir el verdadero guión de mis días y no la comedia rosa que mostraban los periódicos oficiales. Pasé entonces de ver las películas a habitarlas.

Tengo mis dudas si algún día veré bajar el telón y podré salir viva del cine. El largo filme que vivimos desde hace varias décadas en Cuba no parece cercano al momento de mostrar los créditos y apagar la pantalla. Sin embargo, los espectadores ya no están tan interesados en la cinta interminable que le muestran los proyeccionistas autorizados. Más bien parecen cautivados por la visión de quienes toman un blog o una página en blanco y graban en ellos las preguntas, frustraciones o alegrías de los ciudadanos.

Creyéndome Kubrick o Tarantino, he comenzado a dejar testimonio de esas criaturas que nos vigilan y acosan. Seres de las sombras, que como vampiros se alimentan de nuestra alegría humana, nos inoculan el temor a través del golpe, la amenaza, el chantaje. Individuos entrenados en la coacción, que no pudieron prever su conversión en cazadores cazados, en rostros atrapados por la cámara, el teléfono móvil o la retina curiosa de un ciudadano. Acostumbrados a acopiar pruebas para ese expediente que todos tenemos en alguna gaveta, en alguna oficina, ahora les sorprende que nosotros hagamos el inventario de sus gestos, de sus ojos, la meticulosa relación de sus atropellos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios
Categorías:Temas sobre Cuba Etiquetas: , , , ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 13 noviembre 2009 en 8:41 pm
  2. 15 noviembre 2009 en 8:03 am
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: