Inicio > Noticias > Estado de excepción en Honduras

Estado de excepción en Honduras

28 septiembre 2009

El Heraldo/Cubanitoweb

Solo una acotación: Si esto se hubiera hecho en abril del 2002, otra cosa probablemente sería Venezuela, no esta charada de república.

El gobierno del presidente Roberto Micheletti suspendió por 45 días al menos cinco garantías constitucionales ante los llamados públicos a la insurrección que ha hecho el depuesto mandatario Manuel Zelaya Rosales

El gobierno del presidente Roberto Micheletti suspendió por 45 días al menos cinco garantías constitucionales ante los llamados públicos a la insurrección que ha hecho el depuesto mandatario Manuel Zelaya Rosales

El gobierno del presidente Roberto Micheletti suspendió por 45 días al menos cinco garantías constitucionales ante los llamados públicos a la insurrección que ha hecho el depuesto mandatario Manuel Zelaya Rosales, dejando al país en un estado de sitio.

El Poder Ejecutivo aprobó en Consejo de Ministros el decreto 016-2009 que contempla la justificación para el estado de sitio y señala las garantías constitucionales que quedan suspendidas. El decreto fue publicado en el diario oficial La Gaceta el pasado sábado 26 de septiembre.

“Esto no afecta en absoluto el proceso electoral, eso no es así”, dijo el ministro de Gobernación, Óscar Matute, al señalar que el objetivo es salvaguardar la seguridad de las personas y los bienes, pero además evitar que algunos medios de comunicación sigan calumniando, difamando a las personas o haciendo llamados a la insurrección.

El país ha estado sumergido en la peor crisis política tras su retorno constitucional a principios de la década de los ochenta, tras la destitución del presidente Manuel Zelaya Rosales por violaciones constantes a la Constitución de la República de Honduras.

Zelaya fue separado de su cargo exactamente hace tres meses, el 28 de junio, el día que pretendió hacer una consulta popular, declarada inconstitucional por los tribunales de la República. El proyecto político buscaba instalar una asamblea constituyente para redactar una nueva Constitución y que diera el continuismo a Manuel Zelaya Rosales.

El depuesto presidente Zelaya fue enviado a Costa Rica y durante todo este tiempo ha recorrido varios países de América Latina, con el apoyo del presidente venezolano, Hugo Chávez. La comunidad internacional ha condenado a Honduras y se han suspendido desembolsos financieros.

Zelaya Rosales, que ingresó al país de forma clandestina el pasado lunes y se ha refugiado en la embajada de Brasil, ha hecho reiterados llamados a la insurrección y a las revueltas. Informes facilitados a EL HERALDO, establecen que el plan era reunir a unas 500 mil personas el lunes pasado para asaltar la Casa Presidencial e instalar al depuesto mandatario.

Los cuerpos de inteligencia del país también tienen información que ese es el plan que los zelayistas tienen previstos para esta misma semana, y esa es la razón por la que han convocado a maestros y campesinos a la capital.

Zelaya Rosales arengó el lunes pasado a sus simpatizantes desde la terraza de la sede diplomática y allí proclamó “Patria, restitución o muerte” y el martes en la noche turbas provocaron el caos en la capital, asaltando y saqueando negocios, incluso el sábado en la noche, el depuesto mandatario lanzó otro llamado a la insurrección y llamó a todos llegar a la capital para la “ofensiva final”.

Los artículos suspendidos

El artículo uno del decreto ejecutivo establece: Quedan restringidas, por un plazo de 45 días, contados a partir de la entrada en vigencia del presente decreto, las garantías constitucionales contenidas en los artículos 69, 72,78, 81 y 84, las que se regularán por lo establecido en el presente decreto. El artículo dos indica que “las Fuerzas Armadas, apoyará conjunta o separadamente cuando la situación así lo requiera, a la Policía Nacional; debiendo poner en ejecución los planes necesarios para mantener el orden y la seguridad de la República”.

El artículo tres prohíbe “la libre circulación, la cual se restringirá conforme a los parámetros establecidos en los comunicados de prensa que en cadena nacional emita la Presidencia de la República, los que contendrán el espacio territorial y la duración del toque de queda, con excepción del transporte de carga, ambulancias, la circulación urbana en las ciudades no comprendidas en los referidos comunicados y el personal médico y de enfermería en aquellas ciudades que abarquen los toques de queda.

Además prohíbe “toda reunión pública no autorizada por las autoridades policiales o militares”.

También prohíbe “emitir publicación por cualquier medio de comunicación hablado, escrito o televisado, que ofendan la dignidad humana, a los funcionarios públicos, o atenten contra la ley y las resoluciones gubernamentales; o de cualquier modo atenten contra la paz y el orden público; Conatel, a través de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas, queda autorizada para suspender cualquier radioemisora, canal de televisión o sistema de cable que no ajuste su programación a las presentes disposiciones”.

El artículo 4 ordena: 1o- Detener a toda persona que sea encontrada fuera del horario de circulación establecido, o que de alguna manera se presuma como sospechoso por las autoridades policiales y militares, de causar daño a las personas o sus bienes, aquellos que se asocien con el objeto de cometer hechos delictivos o esté en peligro su propia vida. A todo detenido se le leerán sus derechos, asimismo deberán llevar un registro en cada posta o recinto policial del país con todos los datos de identificación de toda persona detenida, motivos, hora de detención, ingreso y salida de la posta policial, haciendo constar el estado físico del detenido, para evitar futuras denuncias por supuestos delitos de torturas.

Asimismo, se establece que “toda persona detenida deberá permanecer recluida, en los centros de detención legalmente establecidos”.

También se ordena “el desalojo de toda instalación pública que haya sido tomado por manifestantes o se encuentren personas en su interior realizando actividades prohibidas por la ley”.

En el numeral cuatro especifica a “todas las secretarías de Estado, instituciones descentralizadas y desconcentradas, municipalidades y demás órganos estatales, poner a disposición de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas de Honduras sin dilación alguna, los medios a su disposición que les soliciten para el desarrollo de las operaciones”.

Dos medios fuera

Con este decreto, el gobierno busca evitar la concentración de simpatizantes del ex presidente Manuel Zelaya, y también sacar del aire al canal 36, y la radioemisora radio Globo, dos medios de comunicación que se han convertido en voceros de la llamada resistencia contra el golpe.

Ambos medios de comunicación han sido fuertes críticos del gobierno de Roberto Micheletti y constantemente cuestionan su gestión y a sus funcionarios. Pero también transmite constantemente declaraciones de Manuel Zelaya, sus ex funcionarios y otros dirigentes.

El llamado frente de resistencia había convocado a una concentración para hoy a la sede de la Universidad Pedagógica Francisco Morazán, pero sus dirigentes estudiaban suspender esa protesta, que la iban a realizar, según sus comunicados, con o sin toque de queda.

La comunidad internacional y los medios de comunicación condenaron la decisión del gobierno de atentar contra la libertad de expresión.

* Además: La restricción de las garantías se hará cada día a través de comunicados de prensa emitidos por la Casa Presidencial, se informó.

* Los artículos:

ARTÍCULO 69

La libertad personal es inviolable y solo con arreglo a las leyes podrá ser restringida o suspendida temporalmente.

ARTÍCULO 72

Es libre la emisión del pensamiento por cualquier medio de difusión, sin previa censura. Son responsables ante la ley los que abusen de este derecho y aquellos que por medios directos o indirectos restrinjan o impidan la comunicación y circulación de ideas y opiniones.

ARTÍCULO 78

Se garantizan las libertades de asociación y de reunión siempre que no sean contrarias al orden público y a las buenas costumbres.

ARTÍCULO 81

Toda persona tiene derecho a circular libremente, salir, entrar y permanecer en el territorio nacional. Nadie puede ser obligado a mudar de domicilio o residencia, sino en los casos especiales y con los requisitos que la Ley señala.

ARTÍCULO 84

Nadie podrá ser arrestado o detenido, sino en virtud de mandato escrito de autoridad competente, expedido con las formalidades legales y por motivo previamente establecido en la Ley.

Obispo Juan José Pineda es el interlocutor

El obispo auxiliar Juan José Pineda se ha convertido en el interlocutor y mediador entre el depuesto presidente Manuel Zelaya Rosales y el actual mandatario Roberto Micheletti Bain.

Juan Pineda llegó anoche, por segunda vez, a la embajada de Brasil, donde se aloja Zelaya con parientes y dirigentes.

Al salir del encuentro, al filo de las nueve de la noche, el religioso no quiso profundizar en detalles del encuentro y señaló que tiene un pacto de confidencialidad entre ambos personajes. Dijo que parte de la confidencialidad es no dar detalles, sino solo a las dos partes. “Si ellos quieren transmitir algo, yo lo hago”, dijo Pineda, quien pidió a las partes dar verdaderos pasos para solucionar la crisis política, que hoy llega a 90 días, tras la separación de Zelaya.

Anoche mismo, Pineda se iba a reunir con el presidente Roberto Micheletti. “El diálogo es amplio…, la voluntad es de ellos”.

El religioso, sin embargo, cuestionó que todo mundo habla de diálogo, de voluntad para acercar a las partes, pero nadie toma acciones concretas. También señaló que hay varias propuestas para solucionar la crisis, pero son las partes las que deben tomar decisiones. Pidió que todos los hondureños piensen en el país y que la crisis política afecta a todos los hondureños.

Periodista sale de embajada y pide informar con la verdad

Una periodista salvadoreña, que ha estado acompañando al depuesto mandatario Manuel Zelaya, en la embajada de Brasil, pidió a los medios de comunicación informar con mayor responsabilidad porque se transmite mucha información sin verificar.

Mélida Anariva, de canal 63 de El Salvador, permaneció desde el lunes pasado en la sede diplomática, pero ayer la abandonó junto a dos hondureños que también han estado en la embajada de Brasil. Se estima que hay unas 60 personas dentro.

“Uno de los mensajes que podría darles es que se debería confirmar algo y no dar información sin confirmar. Están dando información no confirmada y eso hace ver a la prensa muy mal, están informando cosas que alarman y hacen daño”, dijo la joven comunicadora al relatar su experiencia vivida.

Dijo que informar con mentiras generan alarma en la población. La periodista dijo que la situación dentro de la sede es de mucha incertidumbre y de amenaza y que las noches son intranquilas.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 28 septiembre 2009 en 8:02 am
  2. 28 septiembre 2009 en 4:59 pm
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: