Inicio > Temas sobre Venezuela > Toma tu tomate Huguito

Toma tu tomate Huguito

31 agosto 2009

El Carabobeño/Cubanitoweb

Del discurso del presidente de Colombia en la Cumbre de Unasur se desprende que la Casa de Nariño tiene una clara y minuciosa radiografía de la situación de nuestro país, y de las andanzas y complicidades de Hugo Rafael con los verdaderos enemigos de la región, que son las FARC.

Después de defender el Plan Colombia y la permanencia de bases militares americanas en su país, como apoyo a la vigencia democrática y a la lucha contra el terrorismo y narcotráfico, Uribe imprimió piquete al revés a su intervención.

En efecto, le estrujó en su cara a Hugo Chávez, darle patrocinio y resguardo a los guerrilleros Iván Márquez y Timochenko, así como, tolerar campamentos guerrilleros en territorio venezolano. También le sacó en cara que hiciese apología del torturador Raúl Reyes, y pidiera reconocimiento de beligerancia para las FARC. Dijo que en Colombia la descentralización es un verdadero valor democrático: que los gobernadores y alcaldes gobiernan independientemente de los partidos a que pertenezcan. Fue una clara alusión por contraste de todo lo que en Venezuela falta. ¿Por qué Chávez calló sobre estos señalamientos de Uribe?

Aunque no mencionó el colombiano el asunto de los lanzacohetes suecos hallados en poder de la narcoguerrilla, ni tampoco lo del minuto de silencio que Chávez pidió en homenaje póstumo al líder guerrillero “Tirofijo Manuel Marulanda”, dejo al descubierto la gran verdad.

El Comandante, como de costumbre, arrugó. Dicen que el que calla, otorga. El mundo entero, lo vio por televisión, y no se engaña. Ya tiene un criterio meridianamente formado sobre la credibilidad y pretensiones de este infeliz proyecto expansionista camuflado bajo la égida del socialismo del siglo XXI.

Un ave peligrosa

Desde hace algún tiempo, Hugo Rafael ha dejado de ser un ave rara de exótico comportamiento que lo hacía ver gracioso ante los ojos de gobernantes y políticos de otras latitudes. Y sobre todo, cuando, chequera en mano, repartía a diestra y siniestra y sin escrúpulos los recursos petroleros de todos los venezolanos.

Ahora no. Ya muchos han caído en razón y saben lo que Chávez realmente representa para la región: un verdadero peligro producto de su ambición y megalomanía. Claro está, hay jefes de Estado que literalmente se aprovechan de esta tragedia que, en mala hora, vivimos los venezolanos.

Ni lo uno ni lo otro

El resultado de la Cumbre de Bariloche produjo cosas que muchos no esperaban. Por ejemplo, no hubo condena contra Colombia por el acuerdo con Washington sobre las bases de la discordia. Lo que se acordó fue algo trivial: “que la presencia de fuerzas militares extranjeras no puede… amenazar la soberanía e integridad de cualquier nación suramericana y en consecuencia la paz y seguridad de la región”.

Por Dios, eso Colombia -y cualquier país serio- lo firma con los ojos cerrados.

Es decir, Colombia, lejos de sentirse acorralada o en el banquillo de los acusados, ratificó que las fuerzas militares extranjeras son para protegerse de las embestidas de la narcoguerrilla. Ahora, lo que sí debe preocupar a Hugo Rafael es que en el documento final de la Cumbre de Unasur se incluyó un apartado en el que los 12 países integrantes asumen el “compromiso de fortalecer la lucha y cooperación contra el terrorismo y la delincuencia transnacional organizada y sus delitos conexos: el narcotráfico, el tráfico de armas pequeñas y ligeras”, y rechazan “la presencia o acción de grupos armados al margen de la ley”.

En realidad, Chávez está acostumbrado a violar todos los compromisos, comenzando por el juramento que en su día hizo como cadete del Ejército venezolano, de defender la Constitución, el cual, una madrugada, empuñando las armas de la república echó por tierra para tratar de asesinar a un presidente constitucional y asestar un golpe de Estado. .

¡Ay Huguito!, no te sorprendas si, al amparo de ese Acuerdo, se repite aquí lo mismo que pasó en Ecuador para abatir al guerrillero alias Raúl Reyes. Ya te lo dijo Uribe: que sabe que escondes a guerrilleros. Si le das cobijo a Iván Márquez y a Timochenko, estás al margen del Acuerdo.

Algo inentendible

Venezuela suspende relaciones comerciales con Colombia, que supuestamente es peón del imperio, pero las mantiene vivitas y coleando con EEUU, que según el régimen es su principal enemigo. Eso no se entiende.

Lastima deberían sentir los seguidores de Chávez cuando lo ven hacer el ridículo ante la prensa extranjera. Veamos: a la salida de la Cumbre de Unasur, una periodista le preguntó que por qué continuaba vendiéndole petróleo a los EEUU, y él, después de volverse un ocho, le dijo: que lo hacía para ayudar al pueblo estadounidense, y, además, porque el Estado venezolano tenía 7 refinerías y 10.000 gasolineras allá. Tomando como cierto este argumento falaz tendríamos que preguntarle: ¿Cómo es posible que prefiera ayudar al pueblo de EEUU y no a su “querido” pueblo colombiano? Sinceramente no hay explicación que sustente, por un lado, que EEUU sea enemigo de Venezuela, y, por el otro, que le vendamos todo el petróleo. Chávez actúa así (lo cual parece venir de la formación militar): al humilde con soberbia, y al soberbio con humildad.

Se mantiene en el poder gracias a los petrodólares que el imperio mismo le envía; mientras que, con Colombia, se permite romper relaciones comerciales. Calcula que cerrando la frontera con el hermano país, asfixia políticamente a Álvaro Uribe. Probablemente sea así. Pero el líder colombiano es más que “verraco” y sabrá salirse de la suerte seguramente con un Acuerdo de libre comercio con EEUU. Le lleva una morena en todo: en inteligencia, en presencia, en diplomacia y en política.

pabloaure@gmail.com

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 31 agosto 2009 en 7:53 am
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: