Inicio > Temas sobre Cuba > Esto es traición!

Esto es traición!

9 abril 2009

Cubanitoweb 

El Cubanito Web

El Cubanito Web

Varias generaciones han sufrido en Cuba el estigma de ser llamados gusanos, traidores a la patria, vende patria y muchos otros epítetos con los cuales las hordas que desgobiernan Cuba han endilgado a cualquiera que pensara distinto a sus designios o quisiera establecer su residencia fuera de Cuba. El combate ideológico es feroz, avasallador y no admite medias tintas. 

Para ello se realizó el mayor lavado de cerebros de la historia cubana. A los jóvenes se les inculcaba una vida casi espartana, sin modas, sin prácticamente diversión, recibiendo una propaganda tenaz contra los Estados Unidos donde ellos eran la lacra total de la humanidad y nosotros los David, que nos enfrentábamos con solo una piedra, sin música que no fuera cubana, ya que prohibieron cualquier cosa que oliera a inglés (Beatles incluídos) e incluso unos cuantos cantantes hispanohablantes como Rafael, Julio Iglesias, José Feliciano y hasta Oscar de León. Años y años de machacar sobre el cerebro de las juventudes que ensañaban a odiar, a disparar, a manipular y a destruir todo lo que oliera a yanqui, en espera de la invasión que ellos harían para “destruir los logros de la revolución” y que por supuesto, nunca llegó.

La realidad es que a pesar de haber tenido el grosero subsidio de la extinta Unión Soviética y todo el caído llamado “campo socialista” y haber servido esa juventud como carne de cañón en Africa para las guerritas de los Castros, el sistema nunca pudo ni podrá, incluso contando con otra grosera ayuda, esta vez más cerca, la de Venezuela, donde un semianalfabeto líder destroza los erarios de esa nación, sacar adelante al pueblo cubano y crear el famoso “socialismo” donde su concepción de a cada cual según su capacidad, a cada cual su trabajo ha sido otra estafa más . Ni con la más horrenda represión y cárceles con condenas casi de por vida para los disidentes han podido frenar tampoco el éxodo de todo un pueblo, por el mar, el aire y la deserción. Mintiendo siempre, al decir que no eran comunistas al principio de la revolución (al igual que Chávez en Venezuela) y mintiendo ahora al adornar sus palabrerías. Para los comunistas solo existe una premisa: la mentira a cualquier precio.

Aquellos que hemos vivido esos tremendos y abusadores actos de un Estado totalitario por tantos años, y que la memoria no nos deja apartar de nosotros, donde se violan y se pisotean todos y cada uno de los derechos humanos consagrados, y de la cual Cuba es signataria, con la mayor de las hipocresías, aquellos que gritábamos en la Plaza de la Revolución contra la explotación del hombre por el hombre, no sabíamos entonces que ahora pasábamos a ser explotados por el Estado, para mantener el ego de un líder que no admite competencia en el poder. Aquellos que han muerto ahogados o comidos por los tiburones buscando una sola cosa: LIBERTAD, no querían riqueza, solo tranquilidad para ellos y su familia, no seguir día a día pensando que comer, que negociar en el mercado negro o que robar en la empresa. Aquellos jóvenes que tenían que escuchar la música de la época, sobre todo el rock,y bailar suavecito con Feliciano,después de las 12 de la noche, bajito, en sus fiestas, a veces ante la mirada asustada de los padres por el temor que le llegara la policía, ellos solo querían divertirse y compartir desde su extraordinario momento de la vida que es la adolescencia. Aquellos chiquillos, como yo (a los 11 años) que nos obligaban a ir al campo a trabajar por más de un mes todos los años durante la secundaria y preuniversitario, nos marcaron por la falta de nuestros padres en esa edad, el estado se “encargaba y enseñaba al joven”. Aqullos años casi que obligaban a ir a la Plaza de la Revolución para oír a nuestro líder hablar y hablar de los planes de comida e industriales que nunca se cumplieron y a sentir el odio visceral por los yanquis y estar seguros que para dialogar con ellos nos tendría que devolver la Base Naval de Guantánamo.

Ahora, 50 años después, todo ese discurso se fué abajo, los seniles dirigentes cubanos, que solo se mantienen en el poder por el sometimiento de todo un pueblo, se dan cuenta que, ya las miserias humanas no se pueden tapar más, la globalización los ha alcanzado, el internet los derriba (de ahí su negativa a que sus ciudadanos tengan acceso libre al mismo), la información es poder, cada vez más se conocen a nivel mundial los desmanes contra los disidentes y lo peor: en tiempo real, ya los Castro saben que, con los precios bajos del petróleo, los huracanes anuales que azotan la isla y la globalización, su desgobierno se tambalea y camina por la cuerda floja, de ahí los defenestramientos de dirigentes y ministros de estos días.

Por ello recurren a lo que les queda:la traición. Ahora están deseperados por conversar con el nuevo gobierno de los Estados Unidos encabezados por Obama para suavizar las condiciones que se han mantenido por tantos años. La traición a sus principios, a aquellos con los cuales vivimos tantas generaciones, los principios de la Revolución Cubana, tan cacareados sobre todo en América Latina, el odio a los yanquis, el odio a la música yanqui, el asco a los pequeñoburgueses yanquis, el odio al american way of live, la devolución de la Base de Guantánamo, el tener una justificación para el “enemigo necesario” y poner a un pueblo en pie de guerra constantemente, renunciar a las Marchas del Pueblo Combatiente en la sede de la Oficina de Intereses de USA para pedir lo que sea, el usar el embargo como motivo sublime para la falta de organización, corrupción y poco desarrollo económico de Cuba, por no poder crear el famoso “hombre nuevo” y saber que cualquiera que quede en el poder después de la desaparición física de estos maléficos seres que han desgobernado Cuba, solo coduce a la democracia plena.

La traición es lo único que les queda para alargar su agonía. Por fin se caen las caretas!. Los únicos gusanos y traidores a la patria son estos dinosaurios de la guerra fría, que ya dan vueltas como el perro para echarse ante su amo. Pobres seres!. Ahora vendrán con otro conjuro ideológico para justificar sus acciones. Ya lo verán ellos, aquí o desde el más allá cuando sus almas sufran ante el avance del pueblo cubano en una verdadera democracia, como decía nuestro apóstol:“Con todos y para el bien de todos!”, no para una cohorte de tiranos solamente, hasta ese momento y para después de él, para ellos, tengan por seguro que la Historia no los absolverá!

“Es la hora de los Hornos y no se ha de ver más que la Luz”  José Martí

MontesJunior

09/04/2009

Anuncios
  1. cubanitoweb
    9 abril 2009 en 7:19 pm

    Sic semper tyrannis

  2. 15 abril 2009 en 3:11 pm

    Muy interesante la entrada.
    Abrazos

  1. 9 abril 2009 en 10:34 am
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: