Inicio > Temas sobre Cuba > Paloma deja cuantiosos daños a su paso

Paloma deja cuantiosos daños a su paso

10 noviembre 2008

ND/Cubaencuentro/Cubanitoweb

A su paso, el huracán Paloma a dejado de nuevo desolación en Cuba. Tres grandes ciclones en tres meses han afectado a los cubanos afectando seriamente la infraestructura general y la economía. Las pérdidas son millonarias. Desde aquí solicitamos a todos los gobiernos y amigos del mundo AYUDA HUMANITARIA para el pueblo cubano.


AFP/ Camagüey. El huracán Paloma causó destrozos en miles de viviendas, derribó postes de energía y árboles, y dejó pueblitos incomunicados e inundados, antes de disolverse el domingo tras cruzar la Isla por el este, dos meses después de la devastación causada por dos ciclones.

Sin que se registren víctimas, se retorna a la calma y se comienzan a evaluar los daños, concentrados en la provincia de Camagüey, donde tocó tierra el ciclón la noche del sábado y se fue degradando para convertirse en zona de baja presión, que afecta aún con lluvias el este de la Isla.

Tras golpear las Islas Caimán, Paloma tocó tierra la noche del sábado con vientos de 200 km/h, categoría 3 en la escala Saffir-Simpson (de 5) cerca del poblado de Santa Cruz del Sur, en Camagüey, arrasado hace 76 años por un ciclón que dejó más de 3.000 muertos, la mayor tragedia en la historia de la Isla.

Paloma dejó en Santa Cruz del Sur casas y postes eléctricos derribados, calles cubiertas de escombros y lodo, desolación y tristeza entre sus pobladores, constató un periodista de la AFP.

“Después de aquella gran tragedia, el mar se había metido muchas veces aquí pero nunca nos había dejado esta catástrofe. Es como un maleficio”, declaró Daniel Calderón, un pescador de 26 años, a quien Paloma destruyó parte de su vivienda.

Raúl Castro, tras recibir en La Habana al viceprimer ministro ruso, Igor Sechin, tenía previsto partir a la zona de impacto del ciclón, para verificar la magnitud de los destrozos.

“Aquí se focalizó más, fue por donde entró, y el daño es mayor realmente porque hay otros municipios de Camagüey” también afectados, dijo el vicepresidente José Ramón Machado en Santa Cruz.

Brigadas se desplazaban este domingo a la región afectada para vigilar las medidas sanitarias, recoger destrozos y restablecer redes de energía, en tanto que el transporte marítimo, terrestre y aéreo comenzó a ser restablecido.

Más de medio millón de personas que fueron evacuadas de pueblos en el este de la Isla retornan poco a poco a sus casas, luego de que Defensa Civil cesó la alarma ciclónica, y dispuso la fase de recuperación para Santa Cruz del Sur, Guáimaro, y Najasa, también en Camagüey e igualmente castigados.

Sólo en el municipio de Santa Cruz, de un total de 50.000 habitantes, más de 4.000 casas resultaron dañadas o destruidas, y fueron evacuados más de 11.000 pobladores de las zonas bajas o costeras, donde ocurrió la tragedia de 1932.

Allí las olas llegaron a cuatro metros de altura y las penetraciones del mar kilómetro y medio tierra adentro, una torre de telecomunicaciones fue derribada y se reportan severos daños en fábricas.

La fuerza de los vientos tumbó una gran cantidad de árboles y postes de electricidad, pero la distribución de energía se restablecía paulatinamente, según el director de la estatal Unión Eléctrica, Vicente de la O.

En Camagüey, el río Hatibonico, que atraviesa la provincia, creció y se desbordó; en tanto que muchos municipios quedaron incomunicados por el desbordamiento de los ríos.

Este es el tercer huracán que golpea directamente a Cuba en dos meses. Ike y Gustav arrasaron del 30 de agosto al 9 de noviembre todo el país, dejaron siete muertos, y unos 9.000 millones de dólares en pérdidas.

“Será otro duro golpe para la economía pero tenemos que aceptarlo y reponernos inmediatamente. No podemos permitir que haya desaliento, que nadie pueda pensar que no vamos a salir adelante, todo lo contrario”, dijo Machado.

Ike y Gustav destruyeron o dañaron medio millón de viviendas, buena parte de la infraestructura económica, y arrasaron grandes extensiones de cultivos, lo que mantiene la Isla con una seria escasez de alimentos, y causará una desaceleración del ritmo de crecimiento de la economía, que sería de 4%, casi la mitad de lo previsto.

Anuncios
  1. Mario Félix
    10 noviembre 2008 en 11:23 am

    Es una situacion dura, sin dudas estamos pasando por momentos historicos (por desgracia). Las provincias orientales estan desoladas, hace poco estuve por una de ellas y no hay nada, el clima nos jugo una terrible pasada, que debemos superar y esperamos que los gobiernos internacionales nos ayuden.

    Tambien pido la ayuda de Dios, que nos ampare y que no ocurra nada mas, pues ya no sabemos que esperar en este año cargado de tantos desastres naturales.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: