Inicio > Temas sobre Cuba > Cederistas… la ofensa

Cederistas… la ofensa

30 septiembre 2008

Cubaencuentro/Cubanitoweb

Yodel Pérez Pulido | 28/09/2008

 

Mi generación no entendió nunca ese asunto del Comité. La escuela al campo primero, la universidad después, ayudó a que muchos de nosotros solo tuviéramos contacto con el barrio los fines de semana…en el pase. Y tal suerte de destino nos desvinculaba de las “obligaciones” y dimes y diretes de la cuadra.

La guardia cederista, antecedida por la guardia pioneril era el más molesto de los asuntos a ser abordados.

No obstante, desde la adolescencia, aún cuando mamá URSS mandaba juguetes, llamábamos cederista aquel que, puntualmente, cumplía con todo. El “lamebotas” del aula era cederista, el “chivato” era cederista, el más “estudioso” era el cederista, el “guatacón” era el cederista… Y siempre en tono de ofensa recibía chiflidos y adulaciones.

Tales expresiones (siempre peyorativas) causaron sus estragos. Cuando en el pre-universitario, en la época de la guerra de Chechenia, los varones del albergue simulaban la guerra de los zapatos, Pável Varona delató el episodio y fue extinguido del IPUEC tras el grito “agreste” de cederista. “El grupo” hizo valer la hidalguía del sigilo, la oposición a la vigilancia y a la acción del infeliz chivato.

La sigla CDR también se usa para definir al par de zapatos único. Campo-Docente-Recreación tiene más sentido para nosotros que cualquier otra tradución. CDR es el “veintiúnico”, pestilente, viejo, “requeteusado”… Cualquier semejanza…

Y es que, entre otros muchos intentos, la dictadura hizo todo lo posible para que en la hipócrita formación del hombre nuevo, la conducta de “vigilarse los unos a los otros” estuviese impregnada. Y, por suerte, los resultados nunca han sido los esperados.

…“crearemos con un comité de vigilancia revolucionaria para saber quien vive en cada casa, quien entra a cada barrio”… Son tan escalofriantes las palabras de Fidel Castro aquel 28 de septiembre que aún dan miedo. En ellas están implícitas, quizás como en ningún otro ejemplo, los “dones de emperador” del actual enfermo.

Y claro está, son muchos hoy y ahora mismo, quienes ganan la vida en Cuba “echando pa´lante” a cualquiera. Está el presidente del CDR al que pertenecí hasta hace dos años, expulsado de la policía por ladrón y desde entonces fiel vigilante y delator de la cuadra. Junto a él el mayor criador y vendedor de puercos del barrio, que para disimular su negocio, se erige como el “Vigilante”. Allí están él y su mujer, boquiabiertos de envidia para con los que cada día dicen NO a la estúpida guardia de madrugada y para con los que les importa un comino la opinión del Comité. Y las escenas se repiten por todo el país.

Tan hipócrita es esa cosa llamada Revolución que intentó por la fuerza…algo que en el socialismo (según los clásicos) debe erigirse por consciencia. Tan deleznable son sus fundadores que nunca, ninguno de ellos, ha tenido que soportar una madrugada de guardia, sin un simple machete para defender su integridad, que claro está, vale más que esa idea absurda de “comité revolucionario”.

Este año no habrá ajiacos populares para celebrar la efeméride. Ike se lo llevó todo: el maiz, la yuca, las papas…hasta un millón de cartelitos que decían: con la guardia en alto… Espero que tan solo sea el inicio de la desaparición de la ofensa.

Entre tanto mi escoba está lista… algún día cederista no será ni siquiera una ofensa y hasta el término será demolido de la interesante y a veces pueril lista de cubanismos en todos los diccionarios. Tendremos que barrerlo y urgente, en pos de la honra nacional, 50 años herida.

Anuncios
Categorías:Temas sobre Cuba Etiquetas: , , ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 30 septiembre 2008 en 6:26 pm
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: