Inicio > Temas sobre Cuba > GANÓ PORNO PARA RICARDO, ¡GANÓ LA LIBERTAD!

GANÓ PORNO PARA RICARDO, ¡GANÓ LA LIBERTAD!

31 agosto 2008

Zoe Valdés/Cubanitoweb

gorki.jpg

Gorki del grupo Porno para Ricardo

Todos sabíamos que hubiera podido ser peor, mucho peor, pero Gorki salió libre, con una multa, y por supuesto, advertencias, advertencias que seguramente seguirá desoyendo, para felicidad de la libertad, del arte, y de todos nosotros.

Siempre que he podido y que he hablado con políticos cubanos y de otros países les he dicho que la cultura cubana tiene mucho poder, y que a través de la cultura se pueden ganar muchas batallas. Y nunca, nunca, me han escuchado. Apoyar a los artistas contestatarios, disidentes, de adentro, y del exilio, es una fuente inagotable con la que podríamos alcanzar muchos objetivos en el camino hacia la democracia. Recordemos que en Checoslovaquia, los intelectuales jugaron un papel fundamental y llegaron al poder tras una lucha descarnada contra el comunismo, a base de ideas, de pensamiento, y de obra.

Hemos ganado esta vez, pese a que, no seamos ingenuos, la mojigatería de siempre condenaba a Gorki y a Porno para Ricardo, no sólo la dictadura. Hemos ganado porque el arte verdadero, el arte libre, y la subversividad que el arte conlleva no lo puede detener nadie. Yoani Sánchez (Generación Y) y los blogueros cubanos, desde las computadoras, han arriesgado más y han informado más al mundo de los horrores cubanos que toda la prensa internacional junta, y para qué citar la cubana, ya sabemos lo que es. Penúltimos días y Ernesto Hernández Busto, y los blogueros cubanos exiliados, y todos los cubanos que firmaron la carta, ganaron la batalla de la vida, de vivir para ser libres, de la belleza de las ideas y de la libertad, lo repito, y de la inteligencia. Reconocerlo nos dignifica. Podrá venir quién quiera desde dentro a decir que por una gestión personal de quién sea se solucionó el asunto, pero sin la presión ejercida desde todos los ángulos del planeta, y desde dentro, no olvidemos a los músicos y a los jóvenes que acompañaron a los integrantes de Porno en la manifestación durante el concierto, poco se habría conseguido, sino nada.

¿Algún político de envergadura  y de talla internacional hizo algo, dio alguna declaración, pidió la libertad? Ninguno. ¿A alguien del exilio con posiblidades se le ocurrió hacer un concierto gigantesco y poner su dinero en el asador? No. Ahora vendrán a pegarse a Porno para Ricardo y a Gorki, y se fotografiarán con los discos en la mano, ¿un poco tarde? No. Les recuerdo que todavía están a tiempo, porque en las cárceles cubanas quedan decenas de presos políticos desde la Primavera Negra del 2003, entre los que se encuentran poetas, periodistas y bibliotecarios independientes, personas que tienen que ver con la información, con el arte y con la educación de la cultura cubana.

Estoy muy feliz con la libertad de Gorki Águila, ayer, en la madrugada de aquí, llamé a Charlie Bravo y él acababa de recibir la noticia, nos pusimos a llorar de felicidad. Luego perdí la conexión internet y de nuevo me cortaron la línea del teléfono, o sea que voy a revisar mis contratos con el servidor Free, que no hizo honor a su nombre, les voy a proponer a modo de excusa de ellos hacia mí que utilicen la frase ¡FREE GORKI! como slogan publicitario, pagándole a Porno para Ricardo, desde luego, y visto lo que hemos hecho, creo que muchos se abonarán a ellos.

Estoy muy feliz, insisto. Pero lo estaría más si los músicos de las Banderas Negras con Pablo Milanés a la cabeza cedieran la tribuna a Porno para Ricardo, cambiando las banderas por supuesto, por los colores y por las insignias del grupo, y que en esa tribuna se cantaran todas las canciones del grupo, absolutamente todas, y que Gorki, nuestro Jim Morrison, pudiera gritar y decir lo que le diera la gana en contra de la dictadura, y que sus discos se escucharan de punta a cabo de la isla, y que la gente pudiera elegir entre ellos y otros, entre un partido y otro, entre un líder y otro, y entiéndase por líder, no sólo a un líder de un grupo musical, entiéndase a un líder “tout court”, a un líder de la democracia.

No sólo vuelvo a agradecer a los artistas españoles que nos apoyaron, a Miguel Bosé, a Loquillo, a Alejandro Sanz, Sabino Méndez, entre otros, al novelista Jaime Bayly, a nuestro Paquito D’Rivera, y a todos ustedes. Quiero agradecer también al intelectual y político Carlos Alberto Montaner, a Raúl Rivero por sus artículos. Y a Laura García Freyre, a Charlie Bravo, y al sitio de Porno para Ricardo. Gracias Luis Águila, padre del artista y al abogado Henry Roselló. ¡Pudimos y podremos!

Y recordemos siempre que la cultura, el arte, la información, son los puntales fundamentales no sólo de la política, de la vida. Sin el respeto y el apoyo que se merecen jamás ganaremos. Los artistas cubanos disidentes y del exilio necesitan ese apoyo para que sus verdades se escuchen en Cuba y en el mundo.

Y que viva la vida, la libertad y el arte. Y recuerden: “¡soy Porno, soy popular!”

Anuncios
  1. jefecita
    15 septiembre 2008 en 10:15 am

    Creo que sirvio de mucho ke le arrestaran a este loco.. por ke asi lo pudimos conocer, en realidad este tipo de cosas son la ke impulsan a esforzarnos mas.. en buena hora que ya esta libre para que siga haciendo lo suyo..
    Saludos desde Loja Ecuador
    Unidos escuchando Porno para Ricardo
    Dios paz y Ska

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: