Inicio > Temas sobre Cuba > Preguntan a Aleida Guevara: «¿Permitirá Cuba que un paraguayo hable en la Universidad de La Habana y defienda el capitalismo?»

Preguntan a Aleida Guevara: «¿Permitirá Cuba que un paraguayo hable en la Universidad de La Habana y defienda el capitalismo?»

2 agosto 2008

Aleida Guevara predica en Asunción, pero no en Cuba

“Una de las hijas del guerrillero Ernesto Che Guevara habló ante estudiantes de la Universidad Católica de Asunción, donde defendió el comunismo, criticó a las empresas transnacionales y denostó contra el egoísmo. Era su derecho. Estaba usufructuando lo que disfrutamos los paraguayos, la libertad de expresión”.

“Surge la pregunta de si la hija de un líder demócrata paraguayo o los mismos estudiantes que la escucharon con deleite podrían ir a hablar ante los estudiantes de la Universidad de La Habana para defender el capitalismo, criticar a las empresas públicas, denostar contra el parasitismo o criticar la falta de derechos humanos. En el Paraguay de hoy se pueden propagar las más diversas ideas sin ser condenado por subversivo o por contrarrevolucionario. En Cuba, definitivamente no”.

“Si los paraguayos queremos abandonar el país disconformes con lo que pasa e ir a vivir en otro lado, nadie nos impediría hacerlo. Los cubanos ni siquiera tienen esta libertad, y deben salir de su país a escondidas, desafiar el mar en embarcaciones precarias, a riesgo de perder la vida en el intento. Aleida Guevara, por lo visto, no pudo notar esta diferencia. Los estudiantes universitarios de la isla deben tener el derecho de escuchar opiniones contrarias a las que vienen recibiendo desde su infancia”.

“Según Aleida Guevara, los cinco millones de niños de su país, a quienes llamó ‘revolucionarios’, defienden el régimen castrista. Es probable que así sea, pues el afrentoso adoctrinamiento se inicia ya en el primer grado (…) El fascismo tuvo su Opera Nazionale Balilla, un organismo primero partidario y luego estatal que reunía a los varones desde los seis hasta los dieciocho años, en tanto que el nazismo tuvo su Juventud Hitleriana, en el que se ingresaba a los diez años. No hay diferencias entre los dos inhumanos métodos. La movilización política de los niños es común a los sistemas totalitarios”.

“Es obvio que los niños italianos y alemanes de los años treinta habrán ‘amado’ a sus respectivos dictadores como los cubanos de hoy ‘aman’ al suyo —según la visitante—, porque no tuvieron la libertad de compararlos con otros líderes o elegir otros sistemas. Si a los niños se suman los adultos, resulta que (…) diez de los once millones de cubanos apoyarían al gobierno de los hermanos Castro. Ese masivo respaldo, del cual hay serios motivos para dudar, implicaría que el gobierno es bueno. El argumento falla porque, aun cuando sea cierta tal afirmación, la bondad de un régimen no depende de su popularidad, sino de que en él se respeten los derechos y las libertades de las personas. Si lo decisivo fuera la adhesión popular, habría que inferir que el fascismo y el nazismo fueron encomiables, pues parece que tuvieron el amplio apoyo de los italianos y de los alemanes, respectivamente”.

“La disertante sostuvo también que ‘cada uno no vale nada; los procesos son del pueblo y no de un solo hombre’. La primera proposición es alarmante, aunque no sorprendente: nadie ignora que el individuo nada vale en un sistema totalitario y que, por tanto, puede ser eliminado si es menester. Ya lo dijo el padre de la doctora Aleida en 1964, ante la Asamblea General de la ONU: ‘hemos fusilado; fusilamos y seguiremos fusilando, mientras sea necesario’. Este desprecio de la vida humana sugiere otra afinidad entre el comunismo, por un lado, y el fascismo y el nazismo, por otro…”.

Editorial de ABC Color, Paraguay
1 de agosto de 2008

Cuba será un fuerte rival para Cancún en el turismo

“De abrirse Cuba al mundo, en términos turísticos, la isla sacudiría a la industria de viajes, ya que podría convertirse en uno de los principales destinos de sol y playa de los estadounidenses, no sólo por su ‘novedad’ y belleza, sino por sus accesibles precios, considera un trabajo de Rafael Romeu, investigador del Fondo Monetario Internacional (FMI). El más afectado en el mediano y largo plazos, afirma el documento, sería Cancún, el destino que aporta cerca de 38% del Producto Interno Bruto (PIB) turístico en México, pues dejaría de recibir 614 mil visitantes al año”.

“…Sin embargo, Gastón Isoldi Managing, director de La Cumbre, uno de los eventos turísticos más importantes en la industria en Latinoamérica, explicó que si bien el factor ‘moda’ propiciará más flujos turísticos a Cuba, éste no será a tal grado que cimbre a los demás destinos del Caribe. Estimó que ‘mover 600 mil pasajeros estadounidenses, como señala el documento, resulta exagerado’, pero calculó entre 300 mil y 400 mil pasajeros que durante los tres primeros años podrían cambiar su destino”.

“En tanto, Arturo Scaip, director de la Oficina de Convenciones y Visitantes (OVC) de Cancún, consideró que el mercado en EE UU es enorme, tanto que dos terceras partes de los estadounidenses no conocen México, y 42% que visitan Cancún, regresan. Cancún y la Riviera Maya son sitios bien posicionados, dijo”.

El Universal, México
1 de agosto de 2008

A %d blogueros les gusta esto: