Archivo

Posts Tagged ‘cubaencuentro’

¿Es progresista un marxista?

11 noviembre 2010 2 comentarios

Cubaencuentro/Cubanitoweb

Cartel revolucionario en medio de un solar abandonado.

Tanto en Cuba, como en Venezuela o en el planeta Marte, todo marxista-leninista se percibe a sí mismo como un revolucionario que lucha por alcanzar un modelo de sociedad superior y perfecta, sin clases sociales antagónicas, altamente desarrollada y sin desigualdades entre ricos.

En pocas palabras, un comunista —porque eso es— se presenta como un promotor del paraíso en la Tierra que menciona el himno de “La Internacional”. No importa si ya ese sistema fue sepultado en Europa por inservible. Ahí tenemos a Hugo Chávez aplaudido por sus seguidores mientras estatiza más negocios privados para edificar en Venezuela el “Socialismo del siglo XXI”, cuando en la Isla vecina dicho experimento social agoniza.

Es de respetarse un marxista que de buena fe cree aún que el socialismo es el “futuro de la humanidad”. Hay otros en Latinoamérica y Estados Unidos que evitan la palabra comunista o marxista y se autodenominan socialistas. Eso es por dos motivos: 1) comunista es un vocablo muy devaluado, y que asusta, y 2) para meterse en el mismo saco de los socialdemócratas y pasar como lo que no son, pues la socialdemocracia y el socialismo marxista no son la misma cosa.

Para empezar, un proyecto social que conduce la sociedad al pasado y no al futuro no puede ser progresista. Resulta difícil hoy no percatarse de que el socialismo —del siglo XIX, el XX, o el del XXI—, no es un avance en lo social, económico, político y humanístico —que es el canto de sirenas que atrae a millones—, sino todo lo contrario: una regresión al absolutismo estatista de las monarquías europeas del siglo XVI al XVIII.

Por entonces el Estado omnipresente lo controlaba todo y asfixiaba las libertades individuales. Era casi imposible hacer negocios, comerciar y crear riquezas de manera independiente. Nadie podía expresarse políticamente. Nada se sabía de derechos humanos y sólo unos pocos privilegiados conocían que los antiguos griegos habían inventado la palabra democracia (demos, pueblo y kratos, poder). Era, en fin, la época en la que el Rey Sol, Luis XIV de Francia, decía, y con toda razón: L’etat c’est moi (el Estado soy yo).

Leer más…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 140 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: