Inicio > Temas sobre Venezuela > El Venesat 1 se sigue apagando

El Venesat 1 se sigue apagando

28 septiembre 2009

TalCual Digital/Cubanitoweb

El Venesat-1, mejor conocido como Simón Bolívar, reducirá su vida útil de 15 años a poco más de dos.Sacado de la columna especializada en telecomunicaciones, Inside Telecom (IT) de William Peña.

Satélite Venesat 1...el breve

Satélite Venesat 1...el breve

Los más de 450 millones de dólares que el Gobierno Nacional invirtió en el satélite venezolano Simón Bolívar o Venesat-1, proyecto que le dio al país la potencia de manejar, de forma soberana, gran parte de sus comunicaciones y, además, colocarlo a la par de los grandes en posesión de espacios en el espacio, pudieran estar a punto de perderse.
El gran aparato, de más de seis mil kilos de peso, construido por la empresa china Great Wall Industries para Venezuela y lanzado en octubre pasado con la esperanza de llevar telefonía, Internet, tele-medicina, así como teleeducación y servicios básicos de telecomunicaciones a millones de personas en zonas de difícil acceso para otras tecnologías tanto en el país como en parte de América Latina, se encuentra operando a menos de la mitad de su capacidad, sin la energía y potencia necesaria, producto de la oscuridad a la que están expuestos sus paneles solares desde hace tiempo y a la poca fuerza que le restan a sus motores para suplir las deficiencias, como consecuencia del esfuerzo que hicieron para ubicarse en su orbita a 78 grados oeste, un par de meses después del tiempo establecido para ello.
Al problema debe sumarse la época de los equinoccios, donde la tierra”eclipsa” al Sol durante espacios de 44 días, periodo que ha afectado fuertemente al Venesat-1, pues los paneles de energía se quedaron durante ese tiempo sin recibir la carga para mantenerse en operación y, aunque los satélites modernos, como el Venesat-1, parecieran tener protección contra este tipo de eventos, en la práctica no parece ser así.
En abril pasado, en pleno equinoccio de primavera, el aparato se escorió (comenzó a corroerse, deteriorarse), y fue en ese tiempo que empezó a presentar problemas con la recarga de batería de sus paneles solares. Allí los rumores se expandieron y, aunque el Estado colocó unas señales para demostrar que todo estaba bien, disipando las versiones del primer momento, en la realidad el equipo estaba trabajando de forma forzada, debido a sus problemas de energía y, en esa línea, estaban reduciendo su vida útil de forma acelerada, situación que no ha cambiado y que de seguir así disminuirá el tiempo de vida del satélite a menos del 10% de su proyección inicial, que fue de 15 años.

Hoy día, la operación está prácticamente limitada a la transmisión de señales de Telesur Internacional, VTV y Vive TV, así como también se presta para la transmisión de audio de los canales informativos, juvenil y popular de Radio Nacional de Venezuela y de forma eventual abren frecuencias para subir material que se utiliza mayormente en VTV y en las cadenas nacionales. Sin embargo, estos materiales que se suben al Venesat-1, normalmente son retransmisiones que se montan en el NSS 806, satélite privado norteamericano que se usa para la mayoría de las comunicaciones en Latinoamérica.
El resto de los entes del Estado, por decisión del Gobierno, siguen operando a través de satélites privados, pues la posibilidad del Simón Bolívar sigue siendo limitada y cada vez más reducida. Las intenciones están en disminuir lo mayor posible su operación para intentar aumentar el tiempo de vida útil que ha sido seriamente afectado por los problemas que ha enfrentado en orbita el aparato.
Expertos consultados destacan que son dos los problemas del satélite y que de estos se desprenden otras dificultades. El medular está en que los paneles solares, encargados de recargar las baterías para el correcto funcionamiento del satélite no están haciendo su trabajo y que por esta razón el uso del satélite no puede ser óptimo y, ante ello, el equipo se mantiene operando muy por debajo de su real capacidad de acción. A ello se une un problema eléctrico de gran magnitud que tiene relación directa con la intermitencia en la señal y la irregular calidad de sus feeds de audio y video, por lo que, aseguran, no es una fuente confiable para utilizar.
“Hasta ahora el satélite se ha usado con criterio de escasez y éste está dosificando la mínima capacidad operativa que tiene Venesat-1″, destaca un experto consultado que prefiere el anonimato. Asimismo, destaca que el problema que está atravesando el satélite criollo, pudiera tener las mismas perspectivas de su gemelo nigeriano, ya fuera de servicio y que apenas funcionó unos meses, pues esa nación siguió utilizando el satélite con operaciones tanto privadas como públicas a un 70-80% de su capacidad y ello precipitó su vida útil.
“En el caso del venezolano, creemos que el Gobierno Nacional está haciendo lo posible por reducir aún más su operación, para así alargarle su vida poco más allá de los dos años, pues de lo contrario, si comienzan a esforzarlo y tomando en cuenta sus fallas de energía, éste pudiera tener una vida incluso más corta”.

About these ads
  1. ROY
    10 marzo 2010 en 6:02 pm

    despues del venesat, cual es su proyeccion futura, despues de este satelite, se tiene planeado construir otros satelites o invertir en nanosatelites donde el costo es bajo… espero contar con su apoyo…
    saludos de perú

  1. 28 septiembre 2009 en 8:48 pm
Los comentarios están cerrados.
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 140 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: